Medicamentos que son tóxicos para las mascotas

No dejar al alcance de nuestras mascotas nuestros medicamentos es una clave básica para asegurar que no ocurren accidentes, pero no está de más conocer cuáles son especialmente tóxicos para ellos.

Muchos medicamentos (y alimentos) para humanos son tóxicos para nuestras mascotas, por lo que debemos tener mucho cuidado con lo que dejamos a su alcance pues, como nos cuenta Beatriz Ramos en el vídeo, al ser tan curiosos puede ocurrir algún accidente si ingieren alguno de nuestros medicamentos aparentemente inofensivos.

Debemos partir de la base de que no debemos darle, por supuesto, ningún medicamento a nuestra mascota sin consultar previamente con el veterinario, ni siquiera en aquellos casos en los que el animal lo ha tomado como tratamiento en una ocasión anterior. Si no lo ha prescrito el veterinario, no le des nada a tu mascota, pues puedes ocasionarle graves problemas.

Una buena idea es no dejar a su alcance ninguno de nuestros medicamentos, cosméticos, cremas, etc, pues siempre es mejor prevenir que curar. Acostúmbrate a tenerlo todo almacenado en algún armarito o caja que esté en alto, fuera del alcance de tu mascota. Así nos aseguramos que no ocurrirá ningún accidente cuando le dejemos sola en casa, pues la ingesta de determinadas sustancias puede ser letal para nuestras mascotas.

Pero, ¿cuáles son los más tóxicos para ellos, los que bajo ningún concepto podemos dejar a su altura? Para nuestra sorpresa, el ibuprofeno (que algunos veterinarios siguen recetando a los perros en pequeñas dosis) puede ser perjudicial para nuestros perros si sobrepasamos la dosis, e incluso en determinados casos aun respetando la dosis recomendada, así que es mejor evitarlo.

El paracetamol también es peligroso para las mascotas, en este caso más nocivo para los gatos, pero tampoco es bueno para los perros. Por otro lado, las aspirinas, aunque no tan tóxicas, también son más peligrosas para los gatos.

Los antidepresivos, los medicamentos para dormir o las pastillas anticonceptivas también son nocivas para las mascotas, por lo que en caso de accidente o de que sospechemos que nuestra mascota ha ingerido alguno de estos medicamentos debemos correr de inmediato al veterinario, por lo que pueda pasar. Hay otros, como los medicamentos que disminuyen el colesterol, que no son letales para ellos pero pueden causarles un mal rato, con vómitos, malestar y diarrea, así que mejor ahorrárselo.

Algunas medidas que podemos tomar son no guardar los medicamentos en una bolsa de cierre zip, ya que pueden abrirla, aunque creamos que no; almacenar todo en alto; y no guardar nuestras medicinas junto con las suyas, porque nosotros mismos podemos equivocarnos y darles el medicamento equivocado.

CONTINÚA LEYENDO