Cuidados básicos de la ninfa

Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de adoptar a esta ave es su gran necesidad de socialización.

El contenido íntegro de este programa lo puedes ver en +Cotas de Televisión Española.

Su gran belleza y sociabilidad convierten a la ninfa o carolina en una de las aves preferidas de medio mundo. Este alado, que pertenece a la familia de los psitaciformes, procede de Australia y si por algo se caracteriza es por su llamativa cresta. Aunque la creencia popular sostiene que no requiere de muchos cuidados (algo que no es del todo incierto), sí que debemos tener en cuenta ciertos aspectos básicos para que nuestra ninfa esté en perfectas condiciones.

Como hemos dicho antes, la ninfa es un ave de lo más sociable. Esto debemos tenerlo muy en cuenta a la hora de localizar un lugar para su jaula. Lo ideal es que esté en un lugar concurrido de la casa, como por ejemplo el salón, puesto que así siempre estará rodeada de gente y eso la hará muy feliz. Además, destacar que sería recomendable ubicarla en un lugar en el que haya luz, pero sin que los rayos de sol le den de forma directa.

La jaula debe ser acorde a sus necesidades

Tan importante como la ubicación de la jaula es el tamaño de la misma. Has de asegurarte de que pueda moverse con facilidad y que al abrir sus alas no se haga daño. Por tanto, cuanto más grande sea la jaula, muchísimo mejor. El bienestar del animal es lo primero. También es importante asegurarnos de que de vez en cuando vuele libre.

El juego es imprescindible para su felicidad y, para ello, dentro de la jaula podemos poner algún que otro juguete, como cuerdas, redes, aros de algodón… Lo importante es que tenga con qué entretenerse, puesto que son animales que necesitan estimulación.

Otro aspecto a destacar: sus horas de sueño. ¿Sabías que necesita entre 10 y 12 al día? ¡Son de lo más dormilonas! De hecho, un correcto descanso del ave es fundamental para la prevención de ciertos problemas de conducta en un futuro, así como para evitar que se estrese.

Una ninfa bien alimentada es una ninfa feliz

La alimentación debe ser fundamentalmente a base de pienso especialmente desarrollado para aves, que podemos complementar con frutas y verduras pero también pequeños premios como ciertos frutos secos. Asimismo, debemos asegurarnos de que siempre tenga a su disposición agua fresca y limpia, especialmente durante los meses de calor.

No te pierdas el programa completo de +Cotas en RTVE A la Carta.

Continúa leyendo