Patrocinado

Protección solar e hidratación de tu perro en verano

Protege a tu perro del sol. Él igual que tú también puede quemarse.

El calor, las altas temperaturas y el sol directo pueden afectar mucho a nuestros animales de compañía. En los perros, las almohadillas y las zonas desprovistas de pelo, por ejemplo, la parte de arriba de la nariz en la que se ve claramente la piel, pueden quemarse.

Tal y como nos ocurre a nosotros, los peludos pueden sufrir quemaduras solares y al igual que nosotros nos protegemos de las radiaciones solares con cremas protectoras, a ellos les podemos aplicar un protector solar específico. Y recalcamos lo de específico ya que no vale que le pongamos el nuestro, pues puede contener ingredientes tóxicos para su organismo.

Cómo evitar que el perro se queme

El cuerpo del perro ya está diseñado para protegerse de los efectos nocivos del sol, es decir, está cubierto de pelo, de ahí que sea perjudicial raparlo. Sin embargo, existen zonas como la de la nariz que ya hemos comentado, la zona interna y puntas de las orejas e incluso la tripa que dejan piel a la vista y, por tanto, expuesta al sol.

Proteger la piel de nuestra mascota del sol será tan sencillo como aplicar crema protectora de sol específica para perros.

¿Y si ya se ha quemado o tiene la piel irritada? Debes saber que existen cremas hidratantes para los peludos que les proporcionarán un alivio inmediato.

Menforsan, la marca de productos naturales para mascotas, cuenta con un protector solar con factor de protección 30, que puede usarse tanto en perros como en gatos así como una crema dermoprotectora con aloe vera que proporciona máxima hidratación. Estás tardando en ir a por ellas.

Continúa leyendo