Patrocinado

Cómo proteger las almohadillas de tu perro de forma sencilla

Nuestra mascota tiene un único calzado para toda la vida: sus almohadillas. Debemos cuidarlas para que no tenga ningún problema. Te contamos cómo hacerlo.

Los perros, a diferencia de los humanos, tienen un solo calzado para toda su vida, sea verano o invierno, pasee por el parque, la acera o el monte, vaya de excursión a la montaña o sea un auténtico urbanita. Como su calzado, es decir, sus almohadillas tienen que ser todoterreno y deben poder enfrentarse a las distintas circunstancias que se presenten, deben estar en perfecto estado.

Las almohadillas del perro tienen una función de amortiguación pero también permiten que el animal reciba información al tocar el suelo. Si no nos preocupamos de ellas, al animal se le formarán grietas (típicas en invierno por el efecto del frío), habrá deshidratación e incluso se pueden producir otros problemas.

¿Y cómo se protegen las almohadillas de los peludos? Tal y como comenta el veterinario Carlos Rodríguez, cuidar esta parte tan importante de la anatomía de la mascota es tan sencillo como aplicar una crema.

Menforsan, la marca de productos naturales para mascotas, cuenta con un gel protector de almohadillas que se aplica directamente en estas para después masajear hasta que el producto se absorbe. Así mantendremos totalmente hidratadas las almohadillas de nuestro animal y con el uso continuado lograremos que estén duras y protegidas en todas las situaciones.

Continúa leyendo