Cómo ponerle el termómetro al perro

La única manera de saber si el perro tiene fiebre es introduciéndole un termómetro por el ano. El termómetro deberá ser digital y de punta flexible.

¿Crees que tu perro tiene fiebre? ¿Lo notas decaído o apático? ¿Tampoco tiene ganas de comer? Es el momento de tomarle la temperatura porque no, que tenga la nariz seca, no es indicativo de estado febril, aunque sea esta una creencia muy extendida. La única manera de saber si el perro tiene fiebre es tomándole la temperatura con un termómetro. Ana Anglada, veterinaria de Anaga Centro Veterinario nos cuenta cómo hacerlo.

Para empezar, el termómetro que usemos con nuestra mascota deberá ser digital, nunca de los tradicionales de mercurio, pues se nos puede romper en el interior de su organismo. Además, el digital arroja resultados más exactos.

Cada parte del organismo del animal tiene una temperatura distinta y esta depende mucho del clima. Para saber si el perro tiene fiebre, se recomienda tomarle la temperatura en la zona anal pues esta no depende tanto del clima y ahí se identifican bien los grados del interior. Como habrás adivinado, a los peludos no les suele gustar que se les introduzca un termómetro por esa zona, por eso, lo más recomendable es hacerse con un termómetro digital de punta flexible, que molestará menos (los venden en la farmacia). Además, necesitaremos vaselina para facilitar la entrada. Pondremos un poco de vaselina en la punta y de forma tranquila, hablándole con cariño y acariciándole, la introduciremos por el ano y esperaremos a que el termómetro pite.

La temperatura normal en perros adultos es de hasta 39,2 grados y no será fiable si el animal acaba de hacer ejercicio o ha estado tumbado bajo el sol. En estos casos, habrá que esperar un poco a que se estabilice la temperatura para ponerle el termómetro. En caso de que el termómetro marque más de 39,2 grados, deberemos llevar al peludo a la clínica veterinaria.

Los cachorros, por su parte, tienen una temperatura corporal menor que los adultos. Se considera normal que esté entre los 34 y 36 grados.

La veterinaria hace una última pero muy importante recomendación y es que jamás le daremos al perro por nuestra cuenta medicamentos para bajarle la temperatura. La razón es que muchas de nuestras medicinas de humanos son tóxicas para ellos y podemos ocasionarle graves problemas de salud.

Así que ya lo sabes, hazte con un termómetro digital de punta flexible y un bote de vaselina si aún no los tienes. Es la única manera de saber si el peludo tiene unos grados de más.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, subirme a la bici (estática), hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo