Cómo mantener el pelo de los perros blancos impoluto

¿Has notado que el pelo de tu perro está gris en vez de blanco? ¿Que alrededor de los ojos se le está oscureciendo? ¡Te ayudamos!

Los perros blancos poseen un manto inmaculado y majestuoso pero, como contrapartida, para que este luzca en su esplendor, tan deslumbrante como la nieve, habrá que procurarle una serie de cuidados específicos. Tal y como apunta nuestra estilista canina de cabecera, Mª Ángeles Gutiérrez, es básico, tanto para perros blancos como de otros colores, emplear productos de higiene de calidad y darle los baños necesarios. También existen productos blanqueadores que sí se podrán usar cada 2 ó 3 días porque no dañan el manto del animal.

Que un perro sea blanco no significa que debas bañarle cada dos por tres, pues podrías dañar su piel. Como siempre, echemos mano del sentido común y lavemos a nuestro peludo, por ejemplo, una vez al mes, cuando, básicamente, huela mal. Del mismo modo, si un mes has lavado al perro y estando limpio ha tenido la feliz idea de ir a restregarse al barro, lo suyo es que lo bañes, lógico.

A la hora de escoger un champú si tienes un perro blanco, lo ideal es elegir uno que, además de ser de calidad ayude a blanquear el manto del animal. Tal y como ocurre con las personas de pelo blanco, este producto tendrá un tono azul o violeta.

¿Por qué su pelaje se pone más gris en la ciudad?

¿Te has fijado que cuando ves fotos o vídeos de perros blancos que viven en zonas nórdicas estos tienen el pelaje blanquísimo? ¿Por qué los perros blancos que ves en la ciudad presentan un pelaje grisáceo? Pues, entre otras cosas, porque viven rodeados de la misma contaminación con la que convives tú también, de las aceras que no están todo lo limpia que debieran…

Lagrimales, genitales y barbas

A los perros totalmente blancos o con zonas claras cerca del lagrimal, los genitales o las barbas también sueles ponérsele ese pelo amarillento y, en casos extremos, marrón oscuro. Se debe a la oxidación del cabello como consecuencia del contacto con la lágrima (hay que descartar que el animal no tenga el lagrimal obstruido, por lo que convendría llevarle al veterinario), el orín, la comida y la bebida.

Para blanquear la zona del lagrimal que se ha oscurecido, existen productos blanqueadores específicos que tu veterinario te podrá recomendar. En el caso de los genitales, deberás limpiarle con una toallita húmeda, como las de bebé, cuando volváis de pasear. Para las barbas, tendrás que limpiárselas y secárselas después de comer y beber o bien recogérselas cuando se disponga a hacerlo.

CONTINÚA LEYENDO