Cómo cortar las uñas al perro

La veterinaria Ana Anglada te cuenta cómo hacerlo de forma sencilla y sin correr el riesgo de cortar el nervio o la venita de dentro de la uña.

Quizá pienses que cortarle las uñas al perro es una tontería, algo estético totalmente prescindible. Pues nada más lejos de la realidad y es que si nuestra mascota tiene las uñas más largas de la cuenta, pueden hacérsele heridas en las patas e incluso provocar daños más graves al no pisar correctamente.

Como norma, las uñas de nuestro perro no deberían sobrepasar las almohadillas pues el animal intentará caminar y apoyará de manera anormal, lo que a la larga puede traerle problemas a su aparato locomotor.

Por otro lado, una uña muy larga puede clavarse en la piel y provocar dolor y heridas. ¿Te das cuenta de lo importante que es hacerle la manicura al perro?

Cuándo es el momento de cortar las uñas

Como ya hemos dicho, las uñas del animal no deben nunca sobrepasar las almohadillas. Una señal típica de que el can tiene las uñas largas es el ruido que hace al caminar, como un taconeo por toda la casa.

Otro síntoma de que necesita un recorte es que al apoyar la pata no lo hace de manera natural sino que levanta algún dedo.

Cómo cortar las uñas paso a paso

Es conveniente que antes de que tú le cortes las uñas al peludo, el veterinario te haya enseñado a hacerlo. Debes saber que dentro de la uña del animal se alojan un nervio y una venita y que debemos intentar no cortarlos. Si ocurriera por accidente, primero le haremos daño y segundo sangrará. En ese caso, tranquilidad, coge una gasa empapada en agua oxigenada y presiona hasta que se corte la hemorragia.

Para cortar las uñas al perro elegiremos un lugar tranquilo y no manipularemos al animal con gritos o movimientos bruscos. Todo tiene que ser muy relajado.

Si el can tiene las uñas blancas veremos más fácilmente por dónde discurren el nervio y la vena así que cortaremos donde no estén estos. Si el animal tiene las uñas oscuras, la cosa se complica pero siguiendo el consejo de Ana Anglada, veterinaria de AnagaVets, no tendremos mayor dificultad. El truco para saber si estamos cortando en la zona del nervio o no es apretar un poco la uña con el cortaúñas antes de cortar y ver si el perro quita la pata. Si la quita es porque le molesta y por tanto cortaríamos donde no debemos.

Para acostumbrarle podemos cortarle una uña cada vez (por ejemplo un día y descansar tres), dándole antes y después del corte un snack como premio. Así asociará el corte de uñas con algo agradable.

Por último, para cortar las uñas al perro emplearemos unas tijeras especiales que diferirán en función del tamaño del animal. Las hay de dos tipos, comunes y de guillotina. Estas últimas facilitan el corte de uñas en perros grandes y gigantes pues sus uñas son más gruesas que las de sus homónimos pequeños, aunque también existen tijeras comunes de distintos tamaños tal y como podemos ver en el vídeo. A un cachorro no se le cortarán las uñas con las mismas tijeras que lo haríamos a un can adulto.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, subirme a la bici (estática), hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo