Perros, ¿sabes que también ellos se deprimen?

Los perros, de la misma forma que los humanos, pueden experimentar episodios depresivos en algunas etapas de su vida. Es importante que aprendas a detectar los síntomas, identificarlos y saber cuáles son las mejores estrategias para ayudarle a superarlo.

Los perros al igual que los humanos pueden sufrir depresión por diversas causas. El problema es que muchas veces los síntomas de la depresión en perros pueden ser confundidos con aburrimiento o cansancio, pero deberás estar bien atento al comportamiento de tu peludo para poder evitar problemas más importantes.

Nuestros animales pueden experimentar los episodios depresivos a raíz de que se produzca un cambio significativo en sus vidas que les altere psicológicamente. Por otro lado, también hay otros desencadenantes que pueden provocarles una gran tristeza como, por ejemplo, la llegada de un animal nuevo al hogar, poca atención o incluso la llegada de un bebé.

Hay síntomas que nos facilitan saber cuál es el estado anímico de nuestra mascota: si el perro se pasa el día durmiendo y no puede estar cansado ya que no ha salido a la calle es indicio de que está triste. También si tu mascota prefiere estar sola que en las habitaciones con más gente es significativo.

Si has detectado alguno de estos síntomas es importante que comiences a investigar qué los ha podido causar para tratar el problema. ¿Quieres animar a tu amigo? Hay algo muy importante que es el cariño y el cuidado. Tendrás que replantearte cómo le has cuidado y comenzar a hacer las cosas bien. Y, por supuesto, comienza una rutina de actividades divertidas y al aire libre. Todo esto hará que tu perro se vaya estimulando poco a poco. Felicítale y dale premios cuando veas que está mejorando su comportamiento.

Los perros son animales inteligentes y fieles y por esa misma razón son realmente sensibles por eso algunas situaciones pueden afectarles hasta caer en una depresión. Aprovecha el tiempo que tengas junto a él al máximo e intenta prestarle toda la atención posible. No te preocupes si crees que tu perro está pasando por esta etapa ya que con unas pautas podrás volver a ver a tu peludo muy feliz.

A continuación te damos algunos consejos más desarrollados para ayudarte si te encuentras con esta situación pero recuerda: acude a un etólogo o veterinario sin dudarlo para tratar el problema.

Continúa viendo nuestras galerías