15 consejos para hacer ejercicio con tu perro

Ambos necesitáis estar en forma. ¿Por qué no hacerlo juntos? Siguiendo unos cuantos consejos, os convertiréis en la perfecta pareja para hacer deporte.

Los beneficios de hacer ejercicio con nuestro perro son múltiples, tanto para nosotros como para ellos. El principal es que nos mantendrá a ambos física y mentalmente activos y que estableceremos un vínculo aún mayor. A él le hará muy feliz compartir una actividad más contigo. Puede ser vuestro momento de desconexión de la rutina y de pasar un rato juntos, ya que en el día a día es complicado encontrar esos momentos.

Para ellos, el ejercicio es fundamental porque les mantiene sanos, activos y más felices. Dormirá mejor, su musculatura se mantendrá en forma, será más sociable y si tú le acompañas y establecéis una rutina se volverá más obediente en el día a día. Además, previene el factor de la obesidad en perros, que resulta muy peligroso, sobre todo en perros pequeños y con condiciones hereditarias de tipo articular u óseo.

Otro gran beneficio es que aprenderás a conocerlo mejor: sus reacciones, sus interacciones con otros perros (en el parque, por ejemplo, o cuando os cruzáis con otros perros mientras hacéis deporte) y su resistencia al ejercicio.

Además, como nosotros, tras hacer ejercicio estará mucho más relajado, y tendrá menos posibilidades de sufrir estrés (porque sí, los perros también pueden sufrirlo). Será un perro mucho más equilibrado, se familiarizará rápidamente con los estímulos del exterior (coches, bicicletas, ruidos) y tendrá menos tendencia a la agresividad y a la inseguridad.

Los beneficios están demostrados. Un estudio de la Universidad George Washington llegó a la conclusión de que las personas que paseaban o hacían ejercicio con su perro con regularidad tenían menores índices de masa corporal, menos problemas crónicos de salud y presentaban menos síntomas de depresión que las personas que no tenían perro o las que sí tenían y no salían a caminar o a hacer otra actividad con ellos.

Sin embargo, para que disfrute y se beneficie lo máximo posible del ejercicio, debemos tener en cuenta su edad, sus condiciones físicas… Por ejemplo, para los perros ya mayores con artritis, es mejor varios paseos cortos a lo largo del día que media hora o una hora de ejercicio intenso, que resultaría perjudicial para sus articulaciones.

Continúa viendo nuestras galerías