¿Cómo ven los perros?

Una imagen vale más que mil palabras, por eso es importante saber qué ven nuestros fieles compañeros y qué no. Así, podremos saber a qué se deben determinados comportamientos.

Pese a que no se sabe de forma exacta, se puede llegar a entender, de forma aproximada, la vista de los perros. Gracias a la fisiología y a las características de sus ojos, podremos comprenderles un poco más.

Para empezar, es bueno saber que, cuando nace, el cachorro es totalmente ciego, por lo que depende de su madre, y sólo comienza a ver a partir de las tres semanas de vida. Un poco después, entre las cinco y las siete semanas, el cachorro ya tiene los sentidos más desarrollados y también la visión periférica. Y, finalmente, es a los tres meses de vida cuando el cachorro ya tiene su vista completamente desarrollada, como la de un perro adulto.

Muchas veces caemos en el error de pensar que el perro ve como nosotros, o creemos en mitos urbanos, como que ven en blanco y negro (si bien es cierto que no perciben los colores de la misma forma que nosotros). La visión del perro depende de varios factores, entre los que se encuentran su sensible percepción al movimiento (de ahí sus magníficos reflejos), su agudeza visual y su capacidad de percepción de la profundidad.

Sin embargo, uno de los mitos que sí es cierto es el que dice que los perros ven en la oscuridad. Esto es así porque las pupilas del perro tienen una gran capacidad de dilatación, lo que hace que vean con cualquier grado de intensidad de la luz. Además, los canes poseen tapetum lucidum, unas células reflectantes que se encuentran en sus ojos y que les permiten tener una muy buena visión. Aun así, en la oscuridad total no pueden ver; necesitan aunque sea una tenue fuente de luz.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los perros ven bastante bien de lejos, pese a lo que se cree. Se calcula que alcanzan a detectar formas y objetos a una distancia de unos 800 metros.

También en el caso de la vista hay diferencias entre las razas. El labrador y el golden retriever, por ejemplo, son dos razas con una vista magnífica, mientras que otros perros, como el rottweiler, suelen padecer miopía o hipermetropía.

A continuación, te contamos más detalladamente características de la vista de los perros y algunas curiosidades.

Continúa viendo nuestras galerías