Zoonosis por parásitos internos, ¿sabes en qué consiste?

Hay enfermedades que pueden transmitirse entre los animales y los hombres. No es muy habitual que se den pero dentro de un ciclo de artículos queremos hablaros de la zoonosis. Empezamos por las contraídas por parásitos internos.

La zoonosis se puede evitar con higiene y antiparasitarios
La zoonosis se puede evitar con higiene y antiparasitarios

La zoonosis suele ser un hecho anecdótico, puesto que no es fácil que se haga ese contagio de la enfermedad entre las dos especies. La zoonosis puede contagiarse por:

• Parásitos internos.
• Parásitos externos.
• Hongos.
• Microorganismo.
• Otras causas de las que hablaremos en los próximos días.

Las zoonosis por parásitos internos

Existen diferentes enfermedades que pueden ser pasadas de animales a humanos por culpa de parásitos internos.

  • La larva migrans visceral. El humano debe ingerir los huevos del gusano redondo o toxocara canis. Sobre un 17% de los perros adultos está infectado con este parásito. Como este parásito es expulsado por las heces del perro, la prevención más directa es manipular con mucho cuidado e higiene las heces de nuestro animal cuando tengamos que cogerlas en la calle. Una vez ingerido por el humano, el parásito se situará en el miocardio, sistema nervioso central, ojos... Puede dejar ciego al afectado. Los niños entre dos y seis años son el grupo de mayor riesgo. Para prevenir la acción de este parásito, debemos mantener el tratamiento antiparasitario de nuestro peludo al día. Habla con tu veterinario sobre la prevención y el calendario a seguir. Además, cuando estéis en el parque controla que las heces de tu mejor amigo no tengan parásitos. Para que nuestros hijos no contraigan la enfermedad, vigila en el parque que no toquen ninguna caca que un mal ciudadano haya dejado sin recoger.
  • La larva migrans cutánea. A través de la piel de los humanos, el ancylostoma caninum o el ancylostoma braziliense se cuela en el organismo interno del mismo. Este parásito se queda en la dermis de la persona porque no tiene la suficiente fuerza como para atravesar capas más profundas de la piel pero aún así produce un fuerte picor en la piel. El tratamiento se basa en un antiparasitario para tu perro, un análisis coprológico anual, que tu mascota haga sus necesidades fuera de casa y mucho cuidado en el manejo de las mismas.
  • Equinococosis. Una enfermedad provocada por un tipo de tenia, la echinococcus granulosus. La persona de nuevo tiene que ingerir los huevos del parásito para que contraiga esta enfermedad. Una patología, de hecho, muy grave para humanos. El can la ha debido contraer por comer vísceras de oveja infectadas. El tratamiento a seguir para no contagiar esta zoonosis es evitar que nuestro animal ingiera tal alimento, un tratamiento antiparasitario interno, un análisis coprológico anual de nuestro animal y cuidado en el manejo de las heces del perro.
  • Toxoplasmosis. El toxoplasma gondii causa esta enfermedad que tantas pesadillas causa a las embarazadas.
    Se dice que los gatos transmiten esta enfermedad a las embarazadas y algunas personas sugieren a las mujeres que se deshagan del animal para no ser contaminadas… Lo cierto es que para contagiarse se debe comer carne cruda que esté infectada de parásitos o ingerir heces del felino que esté enfermo de toxoplasmosis. La prevención pasará por no manipular directamente las heces de los gatos (sobre todo las embarazadas), cambiar a diario la arena del gato con el que vivimos y no darle carne cruda ni presas de caza a nuestro felino. Si nuestro animal no se infecta, no podrá infectarnos. Es sencillo.

Etiquetas: Enfermedades de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS