Tipos de enfermedades de la próstata en perros

Los problemas en la próstata afectan más a los perros adultos y senior, siendo los de mayor riesgo aquellos de razas grandes o maxi. Pero hay un remedio para evitarlo.

Los perros mayores sufren más problemas de próstata
Los perros mayores sufren más problemas de próstata

Los perros ancianos tienden a padecer problemas en la próstata, amentarán su riesgo si son canes de gran tamaño. Vamos a enumerar a continuación las patologías que pueden sufrir en esta zona de su cuerpo.

Hiperplasia benigna

Con el paso del tiempo, el animal va sufriendo una modificación glandular, por lo tanto es una dolencia que llega con el envejecimiento. No hay síntomas evidentes de este problema, únicamente puede costarle defecar en algunas ocasiones. Casi nunca se observa secreción uretral. 

Tratamiento: no se suele aplicar tratamiento, solamente si hay signos claros. Lo más adecuado es castrar al animal.

Abscesos prostáticos

Un nivel grave de la prostatitis bacteriana en la que encontraremos abscesos que supurarán pus. 

Los síntomas serán: dificultades al expulsar las heces y orina; secreciones uretrales (constantes o intermitentes), subida de la temperatura, anorexia, depresión y dolores en la zona, entre otros. Si llegamos a un punto tan serio en el que se rompen los abscesos, puede producirse una peritonitis que tenga un final irremediable. 

Tratamiento: el drenaje quirúrgico de los abscesos. 

Los tumores prostáticos son poco frecuentes pero casi siempre malignos

Solo el 5% de los perros que sufría alguna enfermedad en la próstata sufre un tumor prostático. La parte mala es que casi todos esos tumores son malignos. 

Los síntomas son: problemas al defecar y orinar, dolor en el tercio posterior, bajada de peso, anorexia. Esta enfermedad se descubre realizando un sinfín de pruebas al animal pero sobre todo se confirma con la biopsia

El tratamiento puede pasar por la operación pero sabiendo que las consecuencias secundarias de alteraciones al orinar serán muy probables. 

Prostatitis

Si tu perro tiene una inflamación en la próstata, lo más seguro es que padezca una infección bacteriana. Las infecciones prostáticas tienen una alta frecuencia en los perros porque son consecuencias de enfermedades del sistema urinario. El E.coli será el culpable de la mayoría de estas.

Los síntomas de la prostatitis son: la anorexia, el entristecimiento, los vómitos, problemas para andar, secreción uretral, orina con sangre y dolor al miccionar. El diagnóstico se realiza mediante el análisis de orina y sangre.

El tratamiento pasa por los antibióticos.

Un vez más, la castración será un método inigualable de prevención contra patologías prostáticas. Tal y como se ha demostrado, la castración anula la acción de la testosterona sobre la próstata consiguiendo con ello reducir a incluso un 20% el tamaño glandular de un adulto normal y con ello la probabilidad de que emerjan algunas enfermedades. Si no quieres castrar a tu perro, deberás acudir al menos una vez al año a la consulta veterinaria para que el profesional revise la próstata de tu animal.

Etiquetas: Enfermedades de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS