¿Qué cuidados necesita mi perra embarazada?

Lo mejor que podemos hacer si tenemos una peluda será esterilizarla y así evitar un montón de problemas, pero si has decidido que tu mascota tenga cachorros no pases por alto ninguno de los consejos de este artículo.

Una chihuahua embarazada
Una perra embarazada necesita cuidados especiales

Una perra embarazada va a requerir una serie de cuidados especiales para que tanto ella como los fetos estén sanos durante el periodo de gestación y más allá del nacimiento. Vamos a enumerar las pautas que deberás tener en cuenta en cada etapa del embarazo.

En primer lugar hablemos de antes de la monta: la perra tendrá que estar en plenas condiciones de salud, física y mental, cerciórate de ello acudiendo al veterinario para que le haga un chequeo general; mantén al día la desparasitación interna y externa; sigue el calendario de vacunación marcado por el profesional y controla el peso de la pelud. Si es preciso cambiaremos el producto alimenticio que toma o le daremos una dieta específica para conseguir el peso ideal antes de que sea montada.

Cuando la hembra ya esté embarazada tendrás que adquirir un producto alimenticio de crecimiento, esto es muy importante sobre todo para las tres o cuatro últimas semanas del embarazo y para la etapa en la que da leche a sus crías. Bajo ningún concepto pongas alimentación extra a esta alimentación, es decir, no uses suplementos con carne, leche, calcio o fósforo... Y tampoco le des una dieta de baja calidad, es un momento muy importante tanto para la perra como para los futuros cachorros.

Llegado el momento del parto tu perra no querrá comer unas 12 horas antes de dar a luz y su temperatura bajará un grado entre las 12 y las 24 horas anteriores al parto. Procura que en este tiempo tenga sobre todo agua fresca y limpia ya que va a necesitarla en abundancia. Pónsela cerquita para que no tengo que hacer muchos esfuerzos.

Durante el periódo de lactancia cuando haya dado traído a los cachorros al mundo necesitara seguir teniendo agua fresca y limpia. Asimismo, querrá comenzar a comer su pienso.

La cantidad de alimento será diferente en esta etapa pero siempre debe tener lo necesario para que la hembra mantenga su peso. Las cantidades serán:

  • En la primera semana tras el parto pondrémos cinco veces la cantidad que precisa para el mantenimiento.
  • En la segunda semana dos veces como mucho la cantidad necesaria para el mantenimiento.
  • Durante la tercera semana hasta el destete el triple de la cantidad necesaria para mantenimiento.

No va a servir de nada que le dejes alimento siempre en el cuenco lo mejor es seguir un control de lo que está comiendo durante estos días. El periodo de lactancia es la etapa en la que la alimentación es especialmente importante, incluso podemos decir que es el mejor y más duro examen para valorar la calidad del alimento que le estamos dando a nuestro perro y en consecuencia de la empresa fabricante.

Estos son los consejos básicos para los cuidados de una perrita embarazada y es importante que se sigan para mantener con salud a nuestra mascota y a los cachorros que tenga. No obstante, recordamos que la mejor opción siempre es esterilizar a los animales porque así evitaremos enfermedades, camadas no deseados, abandono de los cachorros y porque estaremos motivando a las personas de nuestro alrededor (que querrían uno de nuestros cachorros) a adoptar un animal que lo necesite. 

Etiquetas: Alimentación cachorrosCamadaCuriosidades perrosDieta canina

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS