Problemas en la boca y los dientes del perro

Con el paso del tiempo y dependiendo de los alimentos que ingiera, los dientes y la boca en general de nuestro perro pueden sufrir patologías de mayor o menor gravedad. Hoy vamos a aprender a ponerles prevención.

Las razas pequeñas son más propensas a las patologías de dientes
Las razas pequeñas son más propensas a las patologías de dientes

Presta atención a la boca y dientes de tu perro. Si sufre alguna patología en ellos, notarás uno o varios de estos síntomas:

Mal aliento. Cuando hay problemas en la boca, sistema respiratorio o aparato gastrointestinal del can, el mal aliento será uno de los primeros síntomas en aparecer. Si sientes que la halitosis ha hecho acto de presencia, acude al veterinario para saber si se trata de un problema bucal. Posibles causas: acumulación de sarro o una infección de encías.

No le apetece comer. Si tu peludo antes era un voraz comilón pero de un día para otro no toca el pienso que le dejas en su cuenco, puede ser síntoma de fiebre o depresión. Posibles causas: enfermedades sistémicas, patologías orales y dentales (infección, cuerpos extraños, fracturas dentales...).

Salivación abundante. Produce demasiada saliva que, además, expulsa al exterior. Posibles causas: patologías de las glándulas salivares, enfermedades dentales o no poder tragar, lo que sería consecuencia de tener cuerpos extraños esofágicos o traumatismos, entre otros.

Dolor al tragar. Posibles causas: alteraciones neurológicas o problemas bucales.

Bruxismo. Mueve muy rápido la boca. Posibles causas: por dolor en la boca o tener un cuerpo extraño en la cavidad oral.

No puede abrir o cerrar la boca. Posibles causas: traumatismos, dolor, alteraciones neurológicas de los músculos masticadores, alteraciones de la articulación mandibular.

Problemas con la mucosa oral. Si duele, no está cubierta de saliva, está pálida o no tiene brillo. Posibles causas: deshidratación general, anemia, hipotensión, falta de oxígeno (mucosa azulada), fiebre, reacciones alérgicas o enfermedad periodontal.

Podemos evitar los problemas en los dientes con revisiones dentales

Estos problemas dentales pueden surgir en cualquier perro, sea de la edad que sea o viva en las mejores circunstancias, a veces es cuestión de mala suerte y otras veces se debe a la raza, porque perros como los mini o los braquicéfalos son más propensos a padecer patologías bucodentales. 

Reduciremos la probabilidad de que padezca alguna enfermedad siguiendo estos consejos:

Dale un alimento de calidad. Una dieta seca es la idónea para evitar algunas enfermedades y no solo bucales. Su textura ayuda al perro a limpiarse los dientes durante la masticación. No utilices trozos de pan duro o huesos de la carnicería porque provocarás un desequilibrio nutricional. Si tu animal es propenso a las patologías en dientes, dale un pienso específico para este problema.

Revisiones periódicas. Si el veterinario puede observar la dentadura de tu perro al menos un par de veces al año, conocerá su estado, podrá recomendarte limpiezas de boca cuando el animal lo necesita y evitará enfermedades bucales importantes.

Productos para morder específicos. Existen en el mercado juguetes o huesos fabricados para entretener a tu mascota mientras le ayudan a limpiarse la boca. Además, servirán para fortalecer la mandíbula del perro y algunos le darán un aliento fresco.

Cepíllale los dientes. Al menos un par de veces a la semana, cepíllale los dientes con un cepillo de uso exclusivo para tu perro, y agua o pasta especial.

Etiquetas: Enfermedades de perrosHigiene dental perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS