¿Los perros pueden sufrir estrés?

No solo los seres humanos podemos padecer estrés, los perros también sufren situaciones estresantes que alteran su normal comportamiento.

Si le ves decaído o nervioso puede ser síntoma de estrés
Si le ves decaído o nervioso puede ser síntoma de estrés

Nuestro perro es un ser de costumbres y si le alteramos ese orden de manera brusca o prolongada, puede sufrir estrés. Si tu perro está inquieto, toma nota de estos consejos.

Muchas personas vienen a consulta preocupadas porque no saben qué les ocurre a su perro. A veces es difícil hacerles entender que su animal está sufriendo  ansiedad por algún problema en su entorno o por comportamiento. Si muchos aún niegan la utilidad de un psicólogo, es tremendamente complicado hacer entender al dueño del animal que su perro podría necesitar un psicólogo perruno, un etólogo.

El estrés de nuestro perro le lleva a cambiar de actitud

Nuestro mejor amigo tiene una manera de actuar concreta y vive en unas circunstancias propias, si ese ambiente se ve perturbado, como que llega otro ser (humano o de cuatro patas) a casa, os mudáis o tiene una mala relación con los dueños… comenzarán los  problemas de comportamiento. Y es que nuestro amigo peludo no es de piedra y también le afectan las variaciones en su entorno. Podrá manifestarlo volviéndose agresivo, estando triste, rompiendo objetos de la casa, haciendo sus necesidades en el piso

Que no te quepa duda nunca que esos comportamientos son instintivos y en ningún caso los está realizando para vengarse de los cambios a los que le estás sometiendo. Actúan así porque están sufriendo de alguna manera.

Pero es que, a veces, los humanos agravamos ese comportamiento porque en vez de intentar comprender al animal, sentimos que está portándose mal sin más y le castigamos, pasamos de él para que “se le pase” o hacemos caso a los consejos de dudosa utilidad de algún conocido.

La solución: el especialista

No nos cansaremos de repetirlo, si nuestro perro está experimentando un cambio negativo de comportamiento quien nos va a poder ayudar a conocer la razón es nuestro veterinario, él conoce a nuestro animal y puede tener idea de por qué le sucede esto. Además, revisará al peludo para descartar que el mal comportamiento sea consecuencia de una patología física.
Si no nota ningún cambio en el organismo, tu veterinario te recomendará un etólogo, el especialista en comportamiento que sabrá averiguar de dónde proviene el cambio de conducta.

El experto en etología nos dirá qué tratamiento ponerle a nuestro animal para que mejore su comportamiento. Pueden ser medicamentos o terapias de cambio de conducta que tendrás que poner en práctica tú mismo o un educador.

Claro que el trabajo del educador siempre será más rápido y efectivo porque es el profesional de este campo pero si no puedes o quieres permitírtelo, te animamos a seguir todas las indicaciones que te da el etólogo y con el empeño de todos volveréis a recuperar a vuestro estable animal.

Etiquetas: Educación perro

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS