Los cuidados de los perros cuando se hacen mayores

A partir de los siete años de edad (aproximadamente) nuestras mascotas necesitan una atención y unos cuidados especiales.

Los cuidados de los perros cuando se hacen mayores
iStock

Hablar de geriatría en los animales domésticos es actualmente una realidad. Si echamos la vista ligeramente hacia atrás, nos daremos cuenta de la evolución en los cuidados de las mascotas y es que hace tan solo treinta años la esperanza de vida de un gato no superaba los seis años. Actualmente es fácil encontrarnos con animales que superan los quince.

Prevención

La medicina preventiva se basa principalmente en el descubrimiento, en el diagnóstico precoz de enfermedades en un momento de su evolución en el que es más fácil curarlas. Para poder llegar a tiempo, es imprescindible que el propietario realice un chequeo anual a su animal de más de siete años. Revisión general, analítica sanguínea, de orina y de heces, radiografía de tórax, electrocardiograma, revisión dental... son las pruebas o valoraciones que no deben faltar, ¡¡todos los años!!

Nutrición

La nutrición es uno de los pilares fundamentales. El animal senior tiene unos requerimientos nutricionales muy concretos y por ello debe alimentarse con un producto específicamente diseñado para su edad. Menor cantidad de sal, más fibra, proteínas de mejor calidad... estas y otras condiciones deben cumplirse en el alimento de nuestro amigo. Las restricciones en el aporte de ciertos ingredientes y el aumento o la mejora de la calidad de otros son variaciones que aseguran una óptima nutrición y un aumento de las expectativas de vida.

Higiene

La higiene no termina con el cepillado y el baño. Es muy importante mantener la regularidad de los cepillados y realizar los baños con productos específicos para el perro o para el gato. También es un apartado de los cuidados higiénicos proporcionar los paseos y el ejercicio adecuado a la edad de nuestro amigo, así como permitirle disfrutar de aire limpio y de los rayos del sol  ya que parece que cuando se hacen mayores les sacamos menos a la calle. Si fomentamos este grave error, el animal padecerá con demasiada antelación problemas articulares, obesidad...

Gracias al interés de los propietarios y a los esfuerzos de los profesionales, podemos disfrutar mucho tiempo de nuestros buenos amigos. Sin embargo, el tiempo no perdona, el paso de los años genera la aparición de unas "necesidades especiales" en los animales mayores. Debemos estar muy atentos cuando atraviesan la barrera de los siete años.

No queremos decir que cuando cumplen esta edad sean unos "animales venerables", de pelo blanco y dificultosa locomoción, ¡¡ni mucho menos!! Un perro o un gato de más de siete años tiene otras necesidades, distintas a las del cachorro y a las del adulto de menos de siete. Cuando el animal envejece, la capacidad de su organismo para regular las funciones habituales y para defenderse de las agresiones externas se altera de forma progresiva.

Nuestro buen amigo tiene muchos años por delante, sus expectativas de vida han dependido siempre de nosotros, pero a partir de los siete años debemos ser aún más cuidadosos. Si realizamos unas sencillas pautas, si acudimos al veterinario anualmente y si correspondemos a la dedicación y al cariño que ellos nos ofrecen sin esperar nada a cambio, conseguiremos que nuestras mascotas disfruten sanas y felices los mejores años de su vida.

Existen tres puntos fundamentales para las mascotas más mayores: prevención, nutrición e higiene. 

Etiquetas: Perro enfermo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS