Heridas en los perros. ¿Para qué sirve el vendaje y cómo lo hacemos?

Nuestra mascota puede sufrir ciertos cortes, roturas o traumatismos que van a necesitar ser curados y protegidos. ¿Cuál es la verdadera función de una venda?

Existe un tipo de venda para cada problema
Existe un tipo de venda para cada problema

El vendaje tiene un importante objetivo en la salud de nuestro animal si su veterinario se lo propone como tratamiento. Dentro de las funciones que va a desempeñar podemos diferenciar:

• Tapa y controla heridas abiertas en cualquier parte del organismo de nuestro animal. El grosor del vendaje puede ir relacionado con la profundidad del corte.
• Ayuda a la prevención y anulación de edemas.
• Tapona las hemorragias de una herida. El grosor del vendaje y los materiales dependerán de nuevo de lo grave que sea la hemorragia.
• Cuida y protege los cortes.
• Puede ser absorbente de segregaciones del organismo. El material debe ser permeable en este caso.
• Resguarda la parte afectada de bacterias y organismos patológicos que se encuentren en el entorno.
• Evita el movimiento de algunas extremidades o articulaciones.
• Mejora el bienestar del animal dañado.
• Ayuda a administrar pomadas u otros medicamentos en la herida.
• Procura una visión más agradable al humano que conviva con el peludo. Es una función secundaria pero cómoda cuando el can ha sufrido una herida desagradable.

Si se hace una herida en el parque tenemos que ponerle un vendaje de emergencia

Los vendajes tendrán que ser puestos por un profesional, que primero hará un diagnóstico del problema y probablemente pruebas, como radiografías, cultivos, o puede que se trate de un vendaje postoperatorio… Finalmente pondrá un tratamiento del que formará parte el vendaje.

Sin embargo, existen ocasiones en las que nosotros tendremos que utilizar una venda con urgencia cuando nuestro animal se haya hecho una herida profunda y para que no se convierta en un problema grave. Las claves de este vendaje serán las siguientes:

1. Tu animal estará nervioso o asustado, por lo tanto es posible que no se deje manipular. Si muerde, intenta ponerle un bozal y si forcejea mucho ayúdate de una persona para sujetarle mientras le pones el vendaje de urgencia.

2. Tapa la herida para que deje de sangrar. Presiona la apertura con una gasa, toalla o tela limpia para que cese la hemorragia.

3. Limpiar la herida del can. Lo más probable es que tu animal se haya hecho la herida en el parque, por lo tanto tenemos que eliminar la suciedad o restos del árbol u objeto con el que se haya cortado. El suero o agua y una gasa limpia pueden servirte para esta función. Si la herida es profunda mejor no la laves y llama al veterinario de urgencias.

4. Desinfección. Utiliza yodo como betadine para desinfectar la herida antes de colocar la venda.

5. Coloca una gasa para taponar la herida y comienza a extender la venda por la parte afectada y alrededor. No aprietes demasiado la gasa a la herida para que al secarse no se quede pegada.

6. Utiliza toda la venda que haga falta hasta que notes que tu trabajo está bien sujeto, aunque asegúrate de que no apriete demasiado.

7. Si la herida sangra utiliza una venda absorbente hasta que llegues al veterinario. No tardes demasiado.

8. Fija el vendaje y ponle esparadrapo. Cuando acabes de colocar el vendaje ponle fin con un material que tenga pegamento en uno de sus lados y controla que el vendaje no se pueda caer en el trayecto a la clínica.

Etiquetas: Enfermedades de perrosPerro enfermo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS