¿Es peligroso que el perro beba agua del mar?

Respondemos a esta cuestión y te damos algunos consejos para que la experiencia playera con tu mejor amigo peludo sea satisfactoria.

El agua del mar puede ser tóxica para tu perro.

Organizar tu viaje a la playa sin tener que dejar a tu perro en casa es una opción posible desde hace algunos años, pues cada vez son más las playas que aceptan canes. Una experiencia que resulta muy gratificante tanto para él como para ti. ¿Qué puede haber mejor que relajarte en la orilla del mar mientras juegas con tu mejor amigo peludo? Sin embargo, es importante que tengas cuidado con que ingiera agua salada, pues podría ser muy perjudicial para su salud.

Las altas temperaturas y la actividad física son dos factores que hacen que tu perro sienta la necesidad de beber cuando estáis jugando en la playa. Por eso, te recomendamos que siempre lleves un bebedero portátil con agua fresca para darle. Si no la tiene, el perro recurrirá a lo que tiene más a mano: el agua salada del mar. Esto podría tener consecuencias fatales para él y causarle vómitos, deshidratación, diarrea y en casos muy extremos, la muerte. La situación podría complicarse aún más si la ingesta de agua se acompaña con arena y, como consecuencia, el perro presentaría molestias abdominales, anorexia y decaimiento.

¿Cuáles son los síntomas de intoxicación por agua salada?

  • Sed excesiva.
  • Inapetencia.
  • Diarrea.
  • Dificultad al caminar.
  • Cansancio.
  • Micción excesiva.
  • Convulsiones y temblores

Si esto sucede, es muy importante que acudas lo antes posible a un veterinario, él sabrá que hacer y podrá salvarle la vida a tu perro. Desde aquí siempre recomendamos que si te vas de vacaciones con tu perro, localices antes de nada las clínicas veterinarias más cercanas al lugar donde te hospedes.

Consejos para ir con tu perro a la playa

  • Antes de salir, prepara la mochila del perro: esto incluye sus papeles en regla, bebedero portátil, protector para  almohadillas si vamos a salir con él en horas de mucho calor (también existen algunos ungüentos y pomadas que sirven para proteger las almohadillas en estos casos) y bolsa para recoger sus excrementos. De todas formas, te recomendamos que evites estas horas de fuerte incidencia del sol en vuestros paseos. Es muy importante que incluyas también un protector solar específico para perros.
  • Si deseas una protección extra para tu animal, existen unas camisetas finas que le puedes poner para que los rayos del sol no le dañen.
  • Asegúrate de llevar una sombrilla para que no le dé el sol directamente. En este sentido, debemos destacar que es recomendable no llevarlo durante las horas centrales del día pues podría sufrir un golpe de calor.
  • Por supuesto, no lo pierdas de vista en ningún momento si quieres evitarte disgustos.
  • Para hacer la experiencia aún más satisfactoria, estaría muy bien que llevaras algunos juguetes para divertirte con él: un fresbeepelota o algo similar.
  • Si se quiere bañar, puede hacerlo donde no haya corrientes y en una zona poco profunda.
  • Al volver a casa, debes darle un baño con agua dulce para eliminar los restos de agua salada y arena de su cuerpo. Presta especial atención a las orejas, es importante que te asegures de que no tiene restos de arena ni agua en la zona.
  • Sabemos que siempre tienes muy en cuenta las medidas de seguridad que deben tomarse con tu perro, pero en esta ocasión te recomendamos que dejes el bozal en casa por su salud. Los perros regulan su temperatura sacando la lengua, y si lleva puesto un bozal no podrá hacerlo. Si aún así prefieres ponérselo para ir a la playa, al menos asegúrate de que es lo suficientemente grande.
  • A los perros no les deberíamos rapar el pelo en verano pues este hace de barrera para evitar los daños de la radiación solar. Sin embargo, si no lo sabías y se lo has rapado, ni se te ocurra llevarlo a a playa. Presta especial atención si tu perro es un dálmata, pitbull, Staffordshire bull terrier, boxer whippet o es albino pues son las razas más vulnerables a la exposición solar.
  • Al agua, ¡perros!: si vais a pasar mucho tiempo en la playa, sería recomendable que cada cierto tiempo se metiera en el mar para refrigerarse.
  • Si quieres mimarlo un poco, puedes llevar además chuches como recompensa por portarse bien y no molestar al resto de personas de la playa.

Continúa leyendo