Enfermedades en la piel de mi perro: ¿cuáles son las causas?

La piel es el órgano más extenso del cuerpo de nuestro perro y tiene como función protegerle. ¿Cuáles son las causas que le llevan a deteriorarse?

Ciertas razas están predispuestas a los problemas en la piel
Ciertas razas están predispuestas a los problemas en la piel

La piel de nuestro perro, como cualquier otro órgano, puede sufrir daños o enfermedades. De hecho, las enfermedades cutáneas son uno de los motivos más frecuentes por los que acudimos al veterinario y nos dan muchos problemas porque su diagnóstico no siempre es fácil y su tratamiento es largo y no tan eficaz como nos gustaría.

La salud de la piel de tu perro está determinada por sus características

Existen una serie de aspectos que rodean animal que nos podrán dar una idea de qué tipo de enfermedad de la piel está padeciendo. Estas características serán tanto innatas del animal como propias del ambiente en el que se mueve. Vamos a descubrirlas. 

Su edad cuenta. Según los años que tenga tu animal podemos suponer que sufre una u otra patología en la piel. Por ejemplo, los problemas hormonales en canes adultos y ancianos.

Dime de qué raza es… Cuando cogemos un perro de una raza como la del bulldog francés sabemos que es probable que sufra algún daño en su piel tarde o temprano. Y es que hay razas con predisposición a ciertos problemas dermatológicos. Otras razas a quienes les puede pasar son los doberman (alopecia), cocker (seborrea) o pastor alemán (pioderma).

Macho o hembra. El sexo de tu perro será determinante en ciertas anomalías hormonales como el hiperestrogenismo que solo padecen las hembras.

Él y sus circunstancias. La casa en la que viva tu mejor amigo (campo o núcleo urbano), cuántas veces sale a la calle, la dieta que sigue… Son factores muy importantes para que el veterinario haga un correcto diagnóstico del problema y su posterior evaluación.

Historial médico. Muchas veces el problema dermatológico será consecuencia de una enfermedad interna. Por esa razón, cuando le lleves a la clínica veterinaria, tendrás que hablar con su médico de los siguientes aspectos:

• Si ha tenido alguna enfermedad importante o si la padece en este momento.
• Datos de salud generales: como los cambios de conducta, de peso, físicos que hayas notado… No te saltes ni un detalle, pueden ser decisivos para averiguar lo que le pasa.
• Problemas o dolores recientes: tos, diarreas, inapetencia, depresión, dificultad para respirar… cuéntaselos todos al veterinario.

Concreta los datos clínicos. Es decir, las circunstancias exactas en las que ha aparecido el problema:

• La edad, estación del año, lugar…
• Estructura de las heridas, manchas, calvas o lo que hayas notado en su piel.
• Si tiene picores, dónde son, la frecuencia, intensidad, si pueden estar relacionados con la toma de algún fármaco, cambio de alimentación…

Este es un punto fundamental porque las enfermedades cutáneas se pueden separar en aquellas que producen picor y aquellas que no. Ayudarás al veterinario a concretar su trabajo, con lo cual tardará menos en realizar las pruebas pertinentes.

Mantén la paciencia, piensa en la salud de tu perro y no te saltes el tratamiento

Sabemos que una enfermedad es molesta para tu perro pero también para ti. Aún así no debes desistir y ten en cuenta estos puntos:

El pasado del perro. Tenemos que tener en cuenta muchos aspectos de la vida de nuestro animal para que el profesional averigüe de dónde procede el problema. Puede que se esté manifestando una patología cutánea que tuvo su origen hace mucho tiempo.

Ten paciencia. Hay veces que las pruebas que el veterinario le hace a nuestro perro no son concluyentes para determinar qué enfermedad le está provocando esos problemas en la piel. El diagnóstico en cuestiones cutáneas puede suponer un largo periodo hasta que demos con la raíz.

• Si la enfermedad cutánea de tu peludo es algo crónico, es decir, la tiene hace mucho tiempo, es tu labor empeñarte al máximo en su tratamiento y no saltarte las indicaciones del veterinario.

Etiquetas: Cuidado pelo perrosEnfermedades de perrosLavar al perroPerros y sol

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS