Enfermedades en el oído externo de tu perro

El oído externo o pabellón auricular de nuestro perro conforma la parte visible de su oído. Vamos a conocer qué enfermedades puede sufrir y cuáles son los cuidados a seguir para que nuestro mejor amigo no tenga ningún daño en esta zona.

Revisa a diario su oído externo si está muy expuesto
Revisa a diario su oído externo si está muy expuesto

Cada perro tiene el oído externo diferente según las características de su raza o de las razas de las que es mezcla. El tamaño, el grosor y la forma será diferente. Aunque en la totalidad de los canes, la parte externa tendrá pelo y será covexa y en la interna no habrá pelo y será cóncava. La estructura visible del oído está compuesta por dos partes de piel que rodean al cartílago.

Los cuidados que necesita

Para que el oído externo esté sano y limpio tenemos que seguir unas reglas de higiene:

Cepilla con cuidado el pelo que hay en la cara posterior de las orejas. Esto evitará que cualquier suciedad, líquido o cuerpo extraño que haya en esa zona pase a la parte anterior. Además, así mantendrás la higiene y salud necesarias.

• Corta o quita todos los pelos que haya al principio del conducto auditivo. Muchas razas acumulan muchos pelos en la entrada del oído externo y podrían facilitar la aparición de ciertas patologías. Consulta con tu veterinario o el peluquero canino para hacerlo correctamente.

Limpia al menos una vez a la semana el oído de tu peludo. No utilices bastoncillos para humanos porque podrías lastimarle el tímpano, en su lugar utiliza gasas o papel suave y mójalos con agua o con un producto específico que te haya recomendado su veterinario. El fin de este proceso es retirar la suciedad que está en el oído externo y no buscar aquella que pueda estar en el fondo del oído.

Evita tanto como puedas que entre agua o cualquier líquido dentro del oído. A la hora de bañar a nuestro peludo tendremos mucho cuidado al pasar el agua por esta zona. Si lo hace su peluquera/o tendrá cuidado de que esto no ocurra, es una de las pautas básicas de su trabajo.

El oído externo de nuestro perro puede sufrir diferentes alteraciones

Aunque extremes las precauciones, tu animal podría sufrir ciertas enfermedades en su pabellón auricular. Vamos a conocerlas para ponerles atención:

  • Sarna sarcóptica. Es una enfermedad causada por el sarcoptes scabiei. Los síntomas serán: un gran picor en su cabeza, exterior de la oreja, codos, rodillas, vientre... Nuestro perro padecerá, además, alopecias en la zona posterior del oído externo, costras, partes rojas y descamaciones. Puedes comprobar que tiene esta enfermedad frotando el oído del animal. Se rascará en un reflejo auriculo femoral. El tratamiento: el veterinario le dará medicamentos contra la sarna (principalmente Ivermectina).
  • Heridas. Se producen normalmente cuando nuestro animal se pelea con otro perro, cuando se pasa de vividor en el campo y se raja con alguna rama o cuando se rasca demasiado. El tratamiento: será diferente según la gravedad y profundidad de la herida pero casi siempre constará de antisépticos para limpiar la herida así como pomadas antibióticas o para la cicatrización. Si la herida es muy profunda el veterinario procederá a suturar con puntos.
  • Hematomas auriculares. El rascado intenso del animal en su oreja puede crear los hematomas auriculares u otohematomas. Este rascado es consecuencia de otra patología como puede ser la otitis infecciosa, que haya un cuerpo extraño en el interior del oído… El peludo se rasca porque le molesta algo y su intensidad o frecuencia produce una lesión en uno de los vasos sanguíneos del oído externo que tendrá como consecuencia el sangrado. La sangre no brotará al exterior y quedará entre la piel y el cartílago produciendo un cúmulo de sangre. El tratamiento: el veterinario se encargará de punzar la zona afectada para que la sangre salga al exterior, también podría intervenir con una incisión quirúrgica. No intentes hacerlo en casa.

Etiquetas: Enfermedades de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS