El anticongelante, un peligro para los perros

Este químico puede causar sequedad en las almohadillas de los perros y malestar estomacal. ¡Mucho ojo!

Perrito corriendo por la nieve muy feliz.

En invierno es frecuente ver a muchos propietarios de mascotas jugando al aire libre con sus perros, disfrutando alegremente de la  nieve y el hielo. Sin embargo, tal y como asegura la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) esta práctica es arriesgada y se deben tomar precauciones, ya que los peludos podrían lastimarse las almohadillas y causarse heridas con la capa de hielo que se forma en el suelo. Además, las caídas y el descenso de las temperaturas también suponen un peligro para el animal.

Por otro lado, el uso de anticongelantes para derretir el hielo también es tóxico para tu mascota, ya que pueden dañar su piel, su pelo e incluso su estómago en el caso de que llegue a ingerirlo. ¡Mucho cuidado si sales a la intemperie con tu peludo en estas fechas! Por supuesto, vigila también que no ingiera la sal que se esparce por el suelo para derretir el hielo.

Productos químicos tóxicos para los perros

En el caso de los anticongelantes, los veterinarios advierten que aunque este producto no es de los más peligrosos para la salud de las mascotas, sí que puede provocarle irritaciones en la piel y malestar en el estómago. Además, una exposición prolongada podría causar que las patas de los perros se sequen, se agrieten, se quemen o incluso sangren. Si el peludo llega a ingerirlo o probarlo del suelo, puede padecer también vómitos y diarrea. Por ello, es muy importante vigilar al can en todo momento cuando salga al exterior y observar que no sufra ninguno de estos síntomas.

Por estas razones, los expertos aconsejan reducir el uso de anticongelantes a la cantidad recomendada, limpiando los restos de químico que hayan podido quedar tras su empleo. Igualmente, es importante limpiar las patas y la barriga del perro para asegurarnos que no quedan restos entre su pelaje o los dedos, las zonas más habituales. Y, aunque se debe revisar todo el cuerpo del peludo, se debe hacer mayor hincapié en los dedos del animal ya que es ahí donde aparecen los síntomas de hinchazón o inflamación.

El peligro del hielo para las mascotas

Además del riesgo de los anticongelantes, los veterinarios apuntan que el hielo puede provocar quemaduras y cortes en las patas de los animales. Igualmente, entre las capas de hielo puede haber objetos que pueden resultar peligrosos si el peludo llega a pisarlos. De nuevo, insistimos desde Muy Mascotas en la precaución cuando salgas con tu perro.

Una buena opción para que tu peludo no sufra ningún riesgo es colocarle botines. Así proteges sus almohadillas tanto del frío del hielo como de los productos tóxicos. Además, en el caso de que haya algún objeto punzante en el suelo no llegará a incrustárselo. ¡Botines, abrigo y a seguir disfrutando del invierno con la mejor compañía! 

CONTINÚA LEYENDO