Cuidados del perro, ¿cuáles son las técnicas básicas para su buena salud?

Hace unos años la vida de nuestro perro se acababa cuando cumplía los diez, hoy en día viven entre 15 y 17 años. ¿Cómo hemos conseguido esto?

Nuestro perro estará feliz si somos constantes
Nuestro perro estará feliz si somos constantes

La vida de los perros ha cambiado mucho en las últimas décadas: de trabajar al servicio del hombre a ser los reyes de su casa y ser un miembro muy importante de nuestras familias.

Este cambio en nuestra relación para con las mascotas viene de la mano de nuevos intereses y cuidados respecto a su salud, por ejemplo, antes les dejábamos comer lo que encontraran en el campo, ahora tienen alimentos especiales para cada característica; de no preocuparnos por la enfermedad que tuviera hemos pasado a extremar y perfeccionar todos los tratamientos para curarles. En resumen, los cambios en nuestra mentalidad, los avances científicos y las mejoras económicas de la sociedad han conseguido que la calidad de vida de nuestros perros así como su longevidad crezcan de manera notoria.

Son dos los agentes que han tenido “la culpa” de estos cambios:
El propietario. Que ahora tiene más consciencia y mayor estabilidad económica (en la mayoría de los casos).
El veterinario. Más especializado, con mejores aparatos y mayor diversidad de tratamientos.

Es necesario que ambos individuos estén en conexión y confíen en el otro para que la buena salud de los animales siga desarrollándose. Lo decimos porque el propietario en muchos casos no confía en la buena voluntad del veterinario o no sigue a rajatabla el tratamiento marcado y, por su parte, el veterinario puede no estar informando lo suficiente a los humanos o no avisando de todos los posibles tratamientos sobre una enfermedad.

Las bases principales de la salud de nuestro perro son la alimentación, la higiene y la prevención

Pero parece que la relación entre ambos sí funciona en general porque hemos conseguido que de vivir una década, nuestros perros pasen a estar en la tierra unos 16 años de media y con una salud aceptable. ¿Cómo lo hemos conseguido? 

Alimentación. Pieza clave para que nuestro perro viva muchos años con una salud de hierro es administrarle siempre un producto alimenticio de calidad. Mantener durante toda su vida una dieta que le aporte la energía necesaria para mantenerse activo y le proporcione el equilibrio de nutrientes básico.
Si le damos una alimentación mala porque es más barata o le alimentamos a base de restos de nuestra comida los problemas llegarán tarde o temprano: gastrointestinales, de alergias, dentales… Consulta con tu veterinario qué marca es la que te recomienda y qué tipo de alimento será el más adecuado para las características de tu mascota.

Higiene. En este apartado no queremos hablar solo de las normas básicas de limpieza que debes seguir sino de inculcarle a tu perro las normas de higiene que debe seguir según tu entorno. El juego y el ejercicio son dos piezas importantes en la higiene: tu can necesita fortalecer sus articulaciones, respirar aire puro, convivir con el medio ambiente… Uno de los males de los peludos de hoy en día es el sedentarismo, debido al estilo de vida de su humano, así que activa vuestro juego y ejercicio. Y, por supuesto, no te olvides de tener limpios su boca, orejas, ojos, piel, almohadillas y dientes.

Prevención. El tratamiento de cualquier enfermedad comienza por una correcta prevención. Seguir el calendario de vacunación y desparasitación será esencial para que nuestro perro esté protegido contra enfermedades graves. Además, mantenerle protegido a él hará que nosotros y los animales con los que convive también estemos protegidos. Consulta con tu veterinario qué prevenciones seguir según el ambiente en el que vivís.

Etiquetas: Alimentación cachorrosEnfermedades de perrosHigiene perrosPerro enfermo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS