Cuidados de mi perro, ¿qué hago para tratarle una urgencia en el parque?

Los accidentes no solo nos pasan a los humanos, puede que nuestro perro necesite unos primeros auxilios cuando salgamos a la calle y no tengamos un veterinario cerca. Presta atención a estas pautas.

Préstale siempre atención cuando esté suelto
Préstale siempre atención cuando esté suelto

Los paseos en el parque serán un momento de disfrute para tu perro pero hay veces que, por descuidos del dueño o por mala suerte, surgen urgencias que debemos saber atender en el momento. Tienes que conocer una serie de normas a seguir para saber maniobrar si tu peludo sufre un daño inesperado cuando salgáis al parque. 

Estás en el parque con tu perro y se va corriendo hacia la carretera con tan mala suerte que pasa un coche en ese momento. No es una bonita situación que imaginar pero puede pasar y debemos saber cómo actuar. La mayoría de las urgencias del aparato músculoesquelético de los canes son fruto de traumatismos externos.
Notarás una postura extraña, que no puede apoyarse correctamente o, directamente, que el hueso no está en su posición correcta…

Proceder. Tenemos que tranquilizarle y evitar que realice movimientos bruscos que podrían empeorar la situación. Si eres capaz, véndale la zona para inmovilizársela y para impedir que surja una infección si es una herida abierta. Ve al veterinario después de realizar estas operaciones.

Prevención. No le quites a tu animal su correa cuando estéis paseando por la calle o en el parque. Seguro que necesita correr pero es mejor que busques un recinto cerrado para animales para que no pueda echar a correr detrás de algo que le llame la atención. Incluso en ese recinto, mantente pendiente de él en todo momento para que no se salga.

No permitas que el veneno arruine la salud de tu perro

Nos gustaría no tener que incluir el veneno entre los peligros urgentes que tu animal puede encontrarse en la calle o el parque pero tristemente es una posibilidad real. Debemos extremar la precaución cuando nuestro peludo esté olisqueando farolas o sustancias sospechosos extendidas en esquinas. Además, enséñale a no comer nada que encuentre en el parque, las personas indeseables que dejan veneno en ellos lo camuflan dentro de suculentos trozos de salchicha o entre bolas de pienso.
Una “alternativa” que usan los indeseables para perjudicar a nuestros animales es dejar trozos de salchichas con alfileres en el parque. El perro se las traga sin pensar y su aparato gastrointestinal se verá bastante afectado.

Proceder. Intenta de inmediato provocar el vómito de tu animal, siempre que el veneno no sea corrosivo. Por ejemplo, con agua oxigenada.
Si piensas que sí es corrosivo (un ácido, lejía…) oblígale a beber leche o agua para que la sustancia se diluya.
No pierdas más tiempo y llévale al veterinario lo antes posible. Intenta recoger una muestra del veneno ingerido para que el profesional sepa determinar qué es.
La solución para las salchichas o demás alimentos con alfileres es acudir inmediatamente a la clínica veterinaria.

Prevención. Mantente siempre atento a lo que está olisqueando tu perro. Si un parque o calle de tu barrio es conocido porque en él se envenenó un animal, no saques a tu can en esa zona, seguro que encuentras otro parque chulo y más seguro. Enséñale a no comer cosas en la calle y podrás respirar más tranquilo cuando esté olfateando todo lo que va a encontrarse por el camino.

Etiquetas: Adiestramiento caninoEducación perroEnfermedades de perrosPerros perdidos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS