¿Cómo confirmamos que nuestro perro sufre problemas en la próstata?

El cuerpo de nuestro animal está dando señales de que sufre problemas en la próstata pero no podemos estar seguros hasta que el veterinario lo confirme. ¿Qué métodos seguirá para conocer la patología prostática?

El veterinario te hará muchas preguntas
El veterinario te hará muchas preguntas

Una vez que sospechemos que nuestro animal tiene problemas prostáticos, debemos acudir al veterinario para que lo revise y realice las pruebas correspondientes y así ponerle fin a su sufrimiento con el tratamiento exacto.

Entre las pruebas habrá una radiografía para ver la posición y forma de la próstata

  • Preguntas al propietario. La llamada técnicamente anamnesis consiste en realizar muchas preguntas al humano que convive con el perro para conocer el estado y características típicas del animal. Si el veterinario conoce al peludo, el cuestionario no será tan extenso pero aun así querrá conocer los últimos movimientos en la vida de nuestro animal. No sientas que estás en un interrogatorio y contesta con toda la precisión posible a las cuestiones, serán de gran ayuda para que el profesional se haga una idea de lo que está ocurriendo. 
  • Exploración física. Después de las preguntas viene el contacto directo con el animal. El veterinario realizará, en este caso, una palpación rectal y otra abdominal. Con ello conocerá la colocación de la próstata, si está inflamada y dónde hay dolor. 
  • Analíticas. Unas de las pruebas típicas y que también servirán para diagnosticar problemas de próstata son los análisis de sangre y orina. Con los resultados podremos valorar la alteración de los órganos. Además, el especialista puede estimar el líquido prostático, la secreción uretral o el semen del peludo.
  • Radiografía. Sirve para observar qué forma tiene en ese momento la próstata, así como la posición, el tamaño y su contorno. 
  • Ecografía. Esta prueba de diagnóstico por imagen también nos mostrará la forma y la posición pero añadirá la apreciación de la consistencia glandular. La ecografía es de los mejores métodos para conocer la posible enfermedad de un animal.
  • Biopsia prostática. Si el veterinario cree que se trata de un tumor, puede realizar una biopsia para confirmar o descartar esta patología. Puede que esta prueba no se haga en primer lugar porque el especialista crea que se trate de algo menos serio pero si las pruebas anteriores no son concluyentes o el tratamiento no funciona, el especialista llevará a cabo una biopsia prostática.

Etiquetas: Enfermedades de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS