¿Brackets para perros? ¡Increíble pero cierto!

¿Pensabas que las personas éramos las únicas que podíamos mejorar nuestros problemas de mandíbula o deformidades dentales? Pues ¡sorpresa! Ellos también pueden.

Wesley ha sido el primer perro con ortodoncia de mejora mandibular

Aunque no lo creas y no sea el procedimiento veterinario más conocido hoy en día, poco a poco se está introduciendo el desarrollo de brackets u ortodoncia canina. Aunque en un primer momento pueda parecer una superficialidad, esta técnica es útil en perros que tienen deformidades en sus dientes y les generan malestar y problemas al comer. Por suerte, ya hay solución para ello.

Imagina que observando a tu perro desde que es cachorro adviertes un problema serio de mordida que le impide comer bien y que le lleva a atragantamientos serios con trozos de comida muy grandes. No te gustaría ¿verdad? Anteriormente ese problema no tendría una solución clara permanente, sino más bien métodos de corrección bucal para paliar algo el problema. Hoy en día, por suerte, se está desarrollando de manera muy factible la ortodoncia canina para ayudar a nuestros peludos en sus deformaciones dentales.

Pero… ¿Son necesarios los brackets? Pues bien, el perro en su nacimiento o en su desarrollo posterior puede sufrir una serie de alteraciones bucales que le generen un malestar importante como: lesiones de boca, desgastes, fracturas, enfermedades periodentales o defectos en los tejidos de la boca. Estas alteraciones pueden desencadenar una mala mordida reiterada del animal que le lleve a una deformidad dental seria, por lo que su necesidad, pese a no ser altamente frecuente, es notable, ya que sin el aparato al animal le podrían derivar problemas como no comer bien, no masticar bien o ingerir los alimentos en tamaños muy grandes que dificulte su digestión provocando a la larga problemas internos.

Los brackets caninos son una mejora muy positiva

Ayudan a mejorar la calidad de vida de nuestra mascota 

El veterinario Jim Moore ha sido el primero en introducir este novedoso método de ayuda a la salud dental perruna. Según sea el problema del perro, la ortodoncia puede ser de silicona, metal o incluso, dependiendo del grado de deformidad, se opta por otros tratamientos de corrección bucal. Él fue el encargado de colocar la ortodoncia al perro que podemos ver en las imágenes (Vía: Twitter @donvergalargajr).

Es importante que entendamos que este método de corrección no se le pone a los canes por estética sino más bien por su propia salud y que nuestro perro lo necesitará si tiene maloclusión (mal cierre de la mandíbula), linguoversión (los colmillos inferiores crecen hacia dentro) o los caninos (colmillos) hacia fuera (ya que puede provocarle heridas).

Hay razas que, claramente, serán más propensas a necesitar este tratamiento como pueden ser las razas “chatas” o de cabeza más ancha, por la forma de su mandíbula.

Se estima que el precio es similar a la ortodoncia de las personas con la diferencia de que se debe tener en cuenta la raza y medidas bucales del animal.

En conclusión, debes observar la mordida y dentadura de tu mascota para ver si, en algún momento de su vida o en ese mismo instante, es necesario que se ponga brackets para mejorar su calidad de vida ya que por fin es posible. 

CONTINÚA LEYENDO