A mi cachorro no le baja un testículo

Nuestro cachorro puede sufrir problemas en su zona genital, por ejemplo que uno o los dos testículos no se posicionen en la bolsa escrotal.¿Por qué ocurre?

A mi cachorro no le baja un testículo
A mi cachorro no le baja un testículo

Cuando un perro nace, los testículos no están colocados en el lugar en el que lo estarán durante el resto de la existencia del animal. Será entre las primeras semanas del cachorro hasta los 6 meses aproximadamente cuando los testículos se posicionen en la bolsa escrotal. Si pasado ese tiempo a tu cachorro no le ha bajado un testículo (monórquido) o ninguno de los dos (criptórquido), deberás llevarlo a la consulta para que el profesional diagnostique la criptorquidia.

El viaje problemático

El camino que recorre el testículo hasta la bolsa escrotal no es fácil, debe ir desde el abdomen, pasar el anillo inguinal, hasta el escroto. El tránsito por la zona inguinal es el momento en el que el testículo puede quedar dentro de la cavidad abdominal porque el “hilo” con el que está sujeto se queda “varado” en ese lugar. Es algo complicado de visualizar pero el resultado es que el testículo no ocupa el lugar que debería.

Este problema no convertirá en estéril a tu mascota, podrá reproducirse, aunque tienes que saber que es un daño hereditario, los cachorros que nacieran podrían padecer el mismo problema.

Todo tiene solución

Cuando este problema le sucede a un niño, los padres tienen que ver cómo el médico se lo lleva al quirófano, necesita una operación para colocar el testículo en su sitio. En el caso de los perros, también será necesaria operación si el testículo no baja pasado un año pero no es igual de aparatoso. Aunque debemos preguntarnos si es la mejor opción.

La recomendación que lanzamos es que esterilices a tu perro. Acabarás con este problema pero también con muchos otros como el marcaje, la posible agresividad, que se escape si huele a una hembra en celo...

Etiquetas: Enfermedades de perrosEsterilización

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS