¿Por qué es importante la muda de la piel en los reptiles?

La muda de la piel o ecdisis es un factor determinante para un buen crecimiento y una buena salud en los reptiles y no es un proceso aleatorio, sino necesario.

00:58

Si tienes un reptil seguro que sabes que estos animales mudan su piel entre cuatro y doce veces al año. Es un proceso directamente relacionado con el crecimiento y con el control hormonal, pues el animal necesitará una piel nueva para crecer, acorde con su nuevo tamaño y edad. Para aclarar tus dudas, no te pierdas los consejos que nos da en el vídeo nuestra bióloga Marta Bravo.

El cambio de piel tiene lugar en unos pocos minutos (en el caso de las serpientes, por ejemplo) y el mismo animal se “ayuda” en la muda, frotándose con superficies ásperas o rugosas y con contracciones de la piel, pero en ocasiones (por ejemplo, en caso de haber una herida o una cicatriz no del todo curada, o alguna infección cutánea o parásitos) la muda se complica y deberemos consultar con el veterinario. En reptiles como las tortugas o los lagartos, el proceso se efectúa de forma gradual y es menos visible.

Una buena muda de la piel es muy importante para la salud del animal, pues si quedan restos de piel “vieja” se pueden ocasionar graves problemas. Aparte de la condición intrínseca del animal, también son clave factores externos como la temperatura y la humedad; por ejemplo, una temperatura excesiva, la falta de humedad o una mala alimentación pueden provocar la deshidratación de la piel y dificultar la muda (la llamada disecdisis o retención de muda).

Como en la cicatrización de una herida, la nueva capa se va formando bajo la vieja, y cuando esta está preparada, la capa vieja se cae. Entre ambas capas se forma una especie de película de secreciones cutáneas que lubrica y facilita la muda.

La primera muda tiene lugar a los 10 ó 15 días de haber nacido, y es importante señalar que los animales están en ayunas hasta que no mudan la piel. Además, también hay que tener en cuenta que todos dejan de alimentarse durante la muda.

Es normal que cuando nuestros reptiles comiencen a mudar, si no hemos tenido ninguno antes, nos impresione o nos asuste. Es un proceso frecuente y de hecho es necesario para que nuestros compañeros estén sanos, pero ante cualquier anomalía que observemos es importante, como indica Marta, acudir a nuestro veterinario. Para ayudarles, lo que podemos hacer es mantener su  terrario limpio de heces y restos de comida para evitar cualquier posibilidad de infección.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS