Cuidados de las aves psitácidas

Todo lo que debes saber para que tu alado disfrute de una salud de hierro.

El contenido íntegro de este programa lo puedes ver en +Cotas de Televisión Española.

La gran belleza de su pelaje y su inteligencia convierten a las aves psitácidas en las grandes favoritas para la adopción. Si por algo se diferencian es por presentar un característico pico muy curvado, dos dedos anteriores y dos posteriores y una gran lengua que utiliza para imitar todos los sonidos que perciben.

Estos alados engloban una increíble cantidad de especies (se estima que existen hasta 700 diferentes), entre los que se encuentran algunos muy populares como el periquito, el agapornis o el loro amazónico, pero también la cacatúa de moño blanco y la ninfa.

Este tipo de aves presentan ciertas particularidades que las diferencian de otras, y es que son de lo más inteligentes. Pero, sin duda, una de las características más llamativas de estas es su larga esperanza de vida, pues se estima que algunas de ellas pueden llegar a vivir nada menos que 90 años. ¡Incluso pueden ser heredables!

Necesitan mucha atención y espacio

Aunque en lo que respecta a su alimentación, las aves psitácidas son muy sencillas de mantener, lo cierto es que requieren muchos más cuidados de los que creemos, un aspecto en el que hacen especial hincapié los expertos. En primer lugar, destacan la importancia de disponer de tiempo para dedicarle al animal, pues necesitan bastante atención.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta para mantener a nuestra ave en perfectas condiciones es prestar atención a la jaula, que debe estar construida a base de materiales resistentes y debe ser fácil de limpiar. De esta manera, podremos prevenir infecciones y enfermedades derivadas de una higiene inadecuada. En este sentido, cabe destacar que ante la más mínima sospecha de enfermedad, deberemos acudir inmediatamente a un veterinario especializado en este tipo de aves, al que además es importante visitar al menos una vez al año como parte de sus revisiones periódicas.

Una alimentación acorde con la subespecie

Pero, ¿qué hay de la alimentación? Es muy sencillo alimentar a las psitácidas, tan solo hay que tener en cuenta algunos aspectos básicos. Entre los alimentos que nunca deberemos proporcionarle a nuestro animal se encuentran: el chocolate, café, aguacate, perejil y leche.

Debido a que las psitácidas se dividen en varias subespecies, es importante subrayar el hecho de que dependiendo de la misma necesitará unos alimentos u otros. Por ejemplo, si tenemos un guacamayo, lo idóneo es que la alimentemos a base de semillas de girasol, maíz, o trigo. También son beneficiosos para su salud algunos frutos secos como cacahuetes, almendras o pistachos, sin olvidarnos además, de la lechuga, maíz o incluso cáscara de huevo desmenuzada.

Si nuestra psitácida es una cacatúa, debemos saber que la base de su alimentación es la avena, la uva y el maíz en mazorca, entre otras cosas. En lo que respecta a la alimentación, destacar que periquitos y agapornis son muy similares, pues a ambos les sientan fenomenal la mezcla de alpiste, el pan integral, la lechuga o las espinacas.

No te pierdas el programa completo de +Cotas en Rtve A la Carta.

Continúa leyendo