¿Cómo se cuida una iguana?

La iguana ya forma parte como mascota de familias humanas de medio mundo pero antes de hacerte con un ejemplar, debes saber que pueden vivir hasta 20 años y que de adultas pueden alcanzar los dos metros de longitud. ¿Está en tu mano proporcionarle el espacio que necesita? La bióloga Marta Bravo nos cuenta más curiosidades de este fascinante reptil. ¡No te lo pierdas!

00:59

La alimentación de la iguana

Al igual que nos ocurre a los humanos, la salud de la iguana empieza por lo que se lleva al estómago. Estos animales son herbívoros y las hojas deberían comprender el 60% de su alimentación. Un 25% de su dieta debe estar formada por legumbres y hortalizas (sirve la menestra congelada y la fresca, todo lavado), un 15% por frutas (bien lavada y troceada) y un suplemento de calcio específico a diario.

En cuanto a la frecuencia de las comidas, las iguanas bebé deberán ser alimentadas dos veces al día hasta alcanzar los 30 cm, las que miden entre 30 y 60 cm comerán 6 días a la semana y las que superen los 60 cm deberán comer 4 veces a la semana.

El hogar de la iguana

Para tener una iguana en casa deberás adquirir un terrario que tendrás que acondicionar con troncos gruesos para que el animal pueda escalar, una bandejita de agua a modo de piscina en la que pueda bañarse (tiene que caber aunque la cola la deje fuera) y un cuenco para lo comida que no pueda volcar. Importante: vas a necesitar hacerte con fuentes de calor y frío. El suelo del terrario se puede cubrir con césped artificial o papel de periódico.

La importancia de la luz, la temperatura y la humedad

Debes saber que las iguanas son reptiles tropicales, por lo que necesitan unas condiciones de temperatura y luz determinadas, tan similares a las de su hábitat natural como sea posible. El calor nos lo darán las lámparas (dispuestas de tal manera que la  mascota no pueda quemarse). Si el animal no vive a la temperatura que necesita enfermará: no absorberá correctamente los nutrientes de los alimentos, puede que incluso no coma y su sistema inmunológico no funcionará correctamente. Además, dentro del terrario habrá una zona más caliente (35-40ºC) y otra más fría (27-30ºC) durante el día. Por la noche la temperatura no debe bajar de los 25ºC. Para medir la temperatura de la zona fría y la caliente usaremos sendos termómetros.

Para que la iguana fije el calcio de la dieta es indispensable que fabrique vitamina D3 a través de la exposición a los rayos UVB del sol o bien por medio de lámparas o fluorescentes especiales para reptiles y que deberemos desechar a los 8 meses aproximadamente. Si le va a dar el sol, tiene que hacerlo de manera directa no a través del cristal del terrario. En este caso tendremos que habilitar un espacio en el exterior para ella. Al final, lo más práctico son las lámparas UVB.

En cuanto a la humedad, esta debe ser similar a la de los países tropicales y la obtendremos del agua de la bandeja y pulverizando el terrario con agua al menos 3 veces al día.

Si después de conocer algunos de los cuidados básicos que requiere una iguana, ser consciente de los años que puede vivir y lo que es capaz de crecer, sigues con ganas de tenerla como mascota y dispones de espacio para ella, llega el momento de adquirirla. En este punto te pedimos que te informes mucho para que tu animal no proceda del comercio ilegal de animales.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS