15 consejos para limpiar los dientes a tu mascota

Una parte importante de la salud de nuestros perros y gatos es la higiene bucal para prevenir posibles infecciones. Te damos algunos consejos.

El hábito de limpieza bucal de nuestras mascotas no sólo es importante para evitar el mal aliento, sino para prevenir posibles infecciones que puedan causar a nuestro mejor amigo mucho dolor y molestia. A partir de los tres años, comienza la aparición de sarro, lo cual causa el mal aliento e incluso mayores problemas. Si para esa edad hemos creado el hábito, nuestra mascota estará ya acostumbrada.

En el caso del gato, aunque por lo general parece que tienen los dientes siempre limpios, también puede aparecer el temido sarro, así que para prevenir, lo ideal es cepillarles una vez a la semana o emplear algún enjuague bucal, si nuestro gato es reacio a que manipulemos su boca.

Es cierto que con una alimentación natural la acumulación de sarro y la probabilidad de infecciones disminuye, así que un pienso de buena calidad, con la menor cantidad de aditivos posible, nos garantizará una prevención eficaz, pero eso no es suficiente. Tenemos al alcance cada vez más productos específicos para cuidar de su salud dental, ya no hay excusa.

Es muy importante elegir lo que se adecúe más a nuestra mascota. Por ejemplo, si a nuestro gato o perro le asusta el sonido del spray, como a muchos animales, el dentífrico en spray no será lo más acertado. Si, por el contrario, es inquieto, se mueve mucho y no soporta que le manipulen la boca, el enjuague será nuestra mejor opción.

Durante la limpieza, emplea las caricias y las palabras cariñosas y los refuerzos y no te pongas nervioso, porque se lo transmitirás a tu mascota. Es importante que el animal vea que es algo natural y que no es violento, y si además se lo transmitimos como un juego, aún mejor.

Por supuesto, el hábito de limpieza no excluye las visitas al veterinario para que el profesional revise su boca, pues él detectará signos que nosotros no sabemos identificar, como puede ser una inflamación leve de las encías. Además, alguna infección bucal también puede ser signo de problemas de salud, por lo que las revisiones son clave.

Anímate a introducir este hábito en los cuidados de tu mascota y verás que no es tan difícil.

Continúa viendo nuestras galerías