Todo lo que debes saber antes de tener un ave exótica

Los propietarios de este tipo de animales no suelen cubrir las necesidades que exigen sus especiales características.

Todo lo que debes saber antes de tener un ave exótica
Pixabay

Nuestro país tiene una gran tradición en la cría de pequeñas aves de jaula, los canarios serían el estandarte. La complicación surge cuando se nos antoja un ave de mayor tamaño.

Las psitácidas ( loros, cotorras, cacatúas, guacamayos, periquitos...), los paseriformes (minás) y los piciformes (tucanes), suelen ser las aves exóticas más demandadas en nuestro país.

Un 'bicho' que habla

Estas aves suelen aparecer en la mente del comprador por lo original de tener en casa un "bicho que habla".

Estos animales no hablan, imitan los sonidos. Para conseguir que demuestren tan singular habilidad, hay que dedicarles tiempo, seleccionar muy bien el origen del animal y cumplir con los especiales requisitos que necesitan para aprender e integrarse a un hábitat muy distinto al original.

Como en casi todas las compras de animales domina el impulso: "quiero un loro... y... ¡que hable!".  No nos planteamos nuestras posibilidades, no sabemos si podremos cumplir con sus necesidades, no sabemos si podremos dedicarles el tiempo necesario, no sabemos qué comen ni dónde meterlos pero ¡¡queremos un pájaro que hable!! Con estas, el comprador aparece en una tienda donde en algunas ocasiones el vendedor puede tener más o menos la misma idea del que entra para satisfacer su capricho. Ante tal situación, el comprador puede salir con cualquier cosa y se llevará el "kit completo": jaula, comida, espráis antiparasitarios... Pero ¿qué pájaro le habrán vendido?

Son muchas las ocasiones en que un nuevo propietario se acerca, después de la compra, a otra tienda o a una clínica veterinaria a consultar cuáles son las razones por las que su nuevo amigo no canta el himno de su equipo a pesar del esfuerzo diario que realiza entonando a pleno pulmón cerca de la jaula del desorientado animal. La respuesta del profesional suele ser siempre la misma: su pájaro no es un buen imitador, no tiene ese don que usted tanto desea. El avispado o ingenuo tendero le ha vendido una cotorra nerviosa y chillona o en el mejor de los casos un ave con capacidad de imitación pero sin "libro de instrucciones".

Una adquisición responsable

Debemos realizar la compra asesorándonos por profesionales, con su ayuda valoraremos las distintas especies, nuestra capacidad y la procedencia del animal. No es lo mismo comprar un animal importado que llega desde su lugar de origen, que un animal criado en cautividad. No es lo mismo cuidar a un periquito o a una pequeña cotorra que a un enorme y precioso guacamayo.

Tras la elección, el profesional nos informará de las necesidades de este especial animal: medidas de la jaula, lugar donde emplazarla en casa, alimentación, educación, higiene...

Tengamos presente que vamos a adquirir o que ya somos los responsables de un ser vivo con unas necesidades distintas a las de las demás mascotas. Acudamos a los especialistas y no pensemos en estos fantásticos seres como los "simpáticos repetidores de nuestras humanas gracias".

Etiquetas: Aves

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS