¿Qué problemas pueden surgirme con mi ave en casa?

Estás manejando a tu amigo plumífero o dándole de comer y, de repente, ocurre un problema inesperado… Mejor prevenir y estar informados de lo que puede suceder.

Mantenle lejos de la cocina y estufas
Mantenle lejos de la cocina y estufas

Cuando nuestra ave está suelta por casa no debemos quitarle ojo de encima y debe permanecer en la habitación o habitaciones que hayamos revisado antes para saber que nada podrá ponerle en peligro. Hoy vamos a recordar algunos de las dolencias o contratiempos en los que se puede ver envuelto tu animal. ¡Hay que evitarlo!

Problemas de manejo

Cuando sacamos al animal de su jaula, estamos maniobrando con él pueden surgir problemas. También cuando tenemos una jaula y accesorios que no son los adecuados para su salud. Entre los principales problemas de manejo que podemos encontrarnos en nuestra convivencia con los pájaros tenemos los siguientes:

· Quemaduras: suelen producirse en aquellos ejemplares que disfrutan de una vida en semilibertad. Sus paseos por la casa los enfrentan a estufas, radiadores, placas vitrocerámicas, alimentos recién cocinados... También pueden producirse quemaduras eléctricas por picaje de cables. Ya sabemos de qué tenemos que alejarle.

· Alteración de los folículos de las plumas: se pueden producir por golpes dentro o fuera de la jaula, las plumas se afectan y pueden llegar a producirse quistes cuya solución pasa por la cirugía.

· Excesivo crecimiento de pico y uñas: los excesos de crecimiento de estas dos importantes estructuras afecta a la vida normal del animal. Se soluciona con un recorte y/o favoreciendo el gasto continuado con accesorios especiales para este cometido. Pregunta a tu veterinario.

· Anillas: las anillas identificativas pueden originar graves problemas en las extremidades del animal si no se elige correctamente el tamaño. La solución pasa por retirar la anilla.

Los problemas nutricionales más comunes son la malnutrición y la obesidad

Aunque en la actualidad disponemos de alimentos comerciales y de complementos nutricionales adecuados para las aves, los problemas nutricionales siguen siendo uno de los de mayor presentación en las clínicas veterinarias. Entre los más frecuentes están:

· Malnutrición: la falta de interés de los propietarios a la hora de informarse sobre las necesidades de su nuevo amigo, provocan problemas nutricionales de diversa índole. Un inadecuado aporte de alimentos provoca que el animal se presente delgado (escasa masa muscular pectoral), con mala calidad del pico (placas superpuestas, alteraciones de la consistencia...), alteraciones de las plumas (rotas, despigmentadas, mudas continuas...), excesivo crecimiento de las uñas...

· Obesidad: un peso que supere en un 15% al peso medio de la especie se considera obesidad. El problema de la obesidad se reduce a que existe una ingesta que no se equilibra con el gasto y suele producirse en animales poco estimulados, aburridos y en ciertas alteraciones endocrinas.

La obesidad es el punto de partida de alteraciones locomotoras, reproductivas, circulatorias... La solución: disminuir la ingesta y favorecer el ejercicio.

· Hipovitaminosis: la más frecuente es la hipovitaminosis A que se produce por una deficiencia del aporte de dicha vitamina en la dieta. Esto sucede cuando los alimentos se reducen al excesivo consumo de pipas. También la causa puede ser por problemas digestivos que dificulten la absorción de vitaminas. Los animales con este tipo de problema presentan alteraciones oculares, estornudos, alteraciones en la vocalización... El tratamiento debe ser preventivo.

CONTINÚA LEYENDO