Los dientes de nuestros roedores, ¿qué debemos saber sobre ellos?

La dentición de nuestros pequeños mamíferos es de las partes más destacadas de su físico y también una de las más cambiantes. Vamos a descubrir todo lo que debemos saber sobre la salud de los incisivos de nuestra mascota.

Un hurón bostezando
Los hurones tienen los caninos muy desarrollados

La evolución de las distintas especies de roedores ha hecho que algunos carezcan de ciertos dientes y otros estén mucho más desarrollados en ciertos animales, por ejemplo, los conejos no tienen caninos pero los hurones tienen estos dientes muy desarrollados.

Además, algunos pequeños mamíferos tienen unos dientes que crecen sin cesar durante toda su vida como los conejos, las cobayas o los hámsteres pero hay otros como los hurones en los que no crecen. Los dientes van a crecer más o menos medio centímetro al mes, por eso es tan importante que proporcionemos a nuestros animales material para roer. Si nuestros conejos o ardillas no tienen ningún utensilio para limar sus incisivos crecerán hasta el punto de no dejar al animal comer, derivando en pésimas consecuencias.

Por otro lado, hay pequeños animales como los hámsteres, jerbos y ratas que no tienen caninos (colmillos) ni premolares. La razón de esta carencia es que su alimentación es únicamente de semillas y fibra vegetal y para ello solo necesitan los incisivos y los molares. Los lagomorfos como las liebres o los conejos tienen dos incisivos más que el resto de pequeños mamíferos y sí tienen premolares. Esos incisivos extra le valen para cortar la fibra vegetal. Los molares y premolares son chatos y tienen un exterior aplanado para poder triturar el alimento.

Estas características particulares son razón de su dieta rica en fibra vegetal. Las cobayas y las chinchillas tienen una dentadura muy parecida: ninguno de los dos tiene cánidos y cuando nacen llegan con toda la dentadura por lo tanto, pueden comer pienso y heno desde muy pequeños.

La razón más común por la que los pequeños mamíferos van al veterinario es por problemas dentales

Los más típicos son:

  • Sobrecrecimiento de uno de los dientes, pueden ser incisivos o muelas.
  • Desgaste anormal y desequilibrado de los incisivos.
  • Nuestro pequeño ha empezado a salivar excesivamente. Suele deberse a la formación de un pico en una muela.
  • Le han salido flemones porque las raíces de sus muelas han crecido demasiado, esto puede ser consecuencia de una mala dieta.
  • Ruptura de alguno de los dientes causada por un una caída o golpe. El mejor remedio suele ser la extracción de la pieza ya que volverá a nacerle.
  • Maloclusión. Las piezas no encajan bien por lo que hay un problema dental. Si fueran humanos le pondríamos un aparato pero en roedores hay que solucionarlo de manera diferente.

Los hurones tienen una dentadura completa

Los hurones también pierden sus dientes cuando son pequeños al igual que nosotros y los cambian por unos definitivos. Tienen todo tipo de pieza dental: incisivos, caninos premolares y molares y de hecho tienen más desarrollados los cánidos y las muelas encargadas de triturar la carne. En sus muelas podemos encontrar picos y sus incisivos son más bien pequeños porque no los necesitan para trocear la fibra vegetal.

La razón por la que visitan a los veterinarios es por la acumulación de sarro y por una infección periodontal. Si notas cualquier problema dental en tu pequeño mamífero deberás acudir al veterinario especialista en estas especies. Allí te darán remedio para el problema puntual de tu animal y te enseñarán a tratar su dentadura de aquí en adelante.

Etiquetas: CobayasCuriosidades animalesHámsterJerboRoedoresconejoshurones

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS