Las mascotas también pueden contraer listeriosis

Si el perro o el gato ha estado en contacto con restos de carne contaminada de La Mechá o tiene diarrea, deberías llevarle al veterinario. Sus heces pueden contaminar tu hogar.

En caso de contacto con restos de comida contaminada, lleva tu animal al veterinario.

Tristemente convertido en uno de los temas más candentes de este verano de 2019 (junto con el terrorífico incendio en Gran Canaria) , el brote de listeriosis producido por el consumo de carne contaminada con la bacteria Listeria monocytogenes afecta ya a 175 personas en nuestro país, según datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emnergencias Sanitarias (Ccaes) del 22 de agosto. La cifra podría variar en función del avance de las investigaciones. Se sospecha de más de 500 casos.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha emitido la alerta internacional y ha contactado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comisión Europea por si pudieran darse casos de listeriosis fuera de nuestras fronteras (turistas que hayan ingerido alimentos contaminados pues estos no han sido exportados).

Llegados a este punto, nosotros nos preguntamos ¿podrían las mascotas sufrir listeriosis por comer la carne contaminada de la marca La Mechá? La respuesta es sí.

En este sentido, la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) ha pedido que “bajo ningún concepto” se les den a los animales de compañía restos de los productos de La Mechá potencialmente contaminados con Listeria monocytogenes pues pueden producirles listeriosis. Decimos productos y no solo carne mechada pues la recomendación de Sanidad es evitar otros preparados de la firma como son el chicharrón andaluz, el lomo al Jerez, el lomo al pimentón y el lomo casero al pimentón.

“La bacteria Listeria monocytogenes produce infección tanto a los humanos como a los animales de distintas especies que, además de sufrir la infección, pueden actuar como reservorio de la infección favoreciendo la distribución de la bacteria en el territorio donde están asentados e, incluso, a las fuentes de agua. Los animales pueden infectarse por ingesta de carne contaminada, pero también por contacto directo con la bacteria presente en el entorno”. Esto es lo que puede leerse en la página web de CEVE.

Ocurre igual en sentido contrario, si un perro o un gato sufre listeriosis, podrá contaminar el hogar en el que vive a través de sus heces, favoreciendo la transmisión de la enfermedad a personas vulnerables que formen parte de la familia.

Gonzalo Guerra Flecha, médico especialista en el aparato digestivo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas ha declarado al diario 20 minutos que el sistema inmunológico de los animales es suficientemente fuerte como para sufrir trastornos graves y que se puede evitar el problema si la casa está limpia.

De todas formas, desde CEVE recomiendan que si tu animal ha tenido contacto con residuos de los productos potencialmente contaminados de La Mechá o ha manifestado síntomas de listeriosis (diarrea), deberías ponerte en contacto lo más rápidamente posible con el veterinario.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, subirme a la bici (estática), hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo