Cobayas: enfermedades más frecuentes y cómo prevenirlas

¿Crees que tu cobaya puede estar enferma? En este artículo te explicamos posibles enfermedades y cómo prevenirlas.

Si la cobaya no quiere comer ni beber, malo
Si la cobaya no quiere comer ni beber, malo

La salud de las cobayas puede llegar a ser muy delicada por eso es importante que prestemos atención al estado de nuestra mascota. Existen enfermedades muy comunes entre esta especie y como dueños, nuestra responsabilidad es estar informados acerca de ellas para ayudarles en caso de padecer alguna. En ocasiones, algunas enfermedades pueden llegar a ser mortales por eso debemos tener controlado un veterinario de exóticos para contactar en caso de emergencia.

¿Crees que tu cobaya está enferma? ¿Se comporta raro? Si notas que tu roedor no quiere comer ni beber, le cuesta respirar, babea o cojea quizá deberías empezar a preocuparte. Cualquier comportamiento fuera de lo normal es un mal síntoma. A continuación, te explicamos algunas de las enfermedades y problemas más comunes en las cobayas.

La maloclusión es una de las enfermedades más comunes en estos animales. Consiste en que los dientes son cada vez más grandes y no se usan de la forma adecuada porque no están alineados. A consecuencia de esto, las piezas dentales comienzan a crecer en las encías opuestas causando heridas e infecciones. Debido al dolor, el animal deja de comer y pierde mucho peso. La solución sería acudir a un veterinario para que se los recorte o los elimine si fuese necesario.

Las tenias y gusanos son otras de las enfermedades comunes que las cobayas pueden sufrir. En caso de percibir que nuestra mascota tiene la tripa hinchada, debemos revisar sus heces para ver si encontramos parásitos. En caso afirmativo, el veterinario le recetará un medicamento para eliminarlos.

Por otro lado, controlar el peso de nuestra mascota es muy importante para evitar que tenga obesidad. Las cobayas sanas suelen pesar entre un kilo y kilo y medio. Cuando nuestra mascota supera ese peso, es recomendable hacer una reducción de alimentos pautada por un experto. La obesidad es una de las enfermedades más comunes en estos animales por eso debemos darle los alimentos apropiados.

Enfermedades de cobayas que se transmiten a los humanos

Hay enfermedades que las cobayas pueden transferir a los humanos aunque el riesgo de contagio es bastante bajo. No son preocupantes para la salud de las personas pero es importante prevenirlas. A continuación te explicamos algunas.

- La coriomeningitis linfocítica o también conocida como LCMV es frecuente entre los roedores aunque el riesgo de contagio a humanos es bajo. Cuando esto ocurre es porque tu cobaya ha estado en contacto con un roedor salvaje enfermo. Normalmente las personas no mostrarán síntomas pero algunas pueden presentar signos de fiebre, vómitos, pérdida de apetito, dolores musculares o rigidez en el cuello.

- Las cobayas también pueden contagiarse de la leptospirosis cuando entran en contacto con roedores infectados. Las personas, tanto adultos como niños, se recuperarán rápido pero suelen sufrir dolores de cabeza, escalofríos y dolores musculares.

- Y por último la salmonella de la que nos podemos contagiar a través del contacto con las heces. Esta enfermedad en las personas no suele agravarse y se presenta en forma de fiebres y diarreas. Es importante lavar todas las frutas o verduras que le demos a nuestro animal para evitarla.

Para prevenir las enfermedades en las cobayas y evitar el contagio, lo más importante es conocer los cuidados básicos y mantener la jaula limpia. Aunque a muchos les puede parecer una tontería, recuerda que si tienes alguna herida en las manos es mejor que avises a otra persona o uses guantes. La prevención de enfermedades en nuestras mascotas va en sincronía con el compromiso y responsabilidad que los dueños tengan con ellas. Sin compromiso por parte de las personas no se puede garantizar la salud de las mascotas y, por tanto, tampoco la de los demás miembros de la familia. 

Etiquetas: Cobayas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS