Señales de que tu gato está triste

Un gato triste no come, duerme más de lo habitual, no quiere jugar y se pasa todo el día escondido. ¿Puede ser que esto le esté pasando a tu minino?