Gatos gordos: cómo poner freno a la obesidad

La obesidad no es algo para tomarse a la ligera. Los gatos gordos están más expuestos a sufrir enfermedades cardíacas, diabetes, infecciones… ¡y hasta puede reducirse su esperanza de vida!

Las personas se ponen a dieta cuando ven que su peso no es bueno para su salud ¿no? Pues los animales igual. ¿Sabías que más de la mitad de los gatos de Estados Unidos tienen sobrepeso? De hecho una encuesta realizada por Association for Pet Obesity Prevention asegura que en 2014 existían 55 millones de gatos obesos y el número ha ido aumentando desde entonces.

La mayoría de personas con gatos con sobrepeso no saben que su mascota se encuentra en esa situación ya que no reconocen los síntomas ni saben detectarlo visualmente. El gato doméstico tiene que pesar de media entre tres kilos y medio y cinco kilos y medio aunque esto dependerá de su raza y sexo. Algunas razas de gatos pequeños apenas llegan a los tres kilos y las razas de gatos grandes pueden superar los ocho kilos.

Cuando observes al gato desde arriba es importante que su cintura tenga la forma de un reloj de arena que adelgaza en las costillas. Pero si tu gato ensancha por encima de las costillas y al tocarle sólo notas grasa, posiblemente tenga sobrepeso. Es hora de una dieta. Si no estás seguro de la situación de tu mascota acude a un veterinario a que le pese y le haga una revisión.

Existe un problema y es que en muchas ocasiones incluso descubriendo el sobrepeso del gato, los dueños no se toman la situación en serio. Es un gran error ya que un exceso de grasa puede provocar en el animal otras patologías como, por ejemplo, diabetes, problemas intestinales, problemas en la piel o enfermedades del hígado. Los felinos gordos también pueden sufrir artritis.

Recuerda que los gatos son más propensos a sufrir sobrepeso que los perros y debes hacerles revisiones médicas. Siempre será más fácil prevenir estos problemas que revertirlos. Las claves son una buena alimentación y ejercicio. En el caso de que tu minino ya lo padezca acude a tu veterinario de confianza y empieza a trabajar en ello.

A continuación te damos unos consejos más desarrollados para que tu gato y tú trabajéis en equipo contra su sobrepeso.  

Continúa viendo nuestras galerías