¿Sabes que el gato tiene un tercer párpado?

Nuestro felino es una caja de sorpresas pero hay que descubrirla para poder cuidarle mejor. ¿Qué es esa estructura que está en el órgano de la vista y para qué sirve?

Puede tener un cuerpo extraño en el ojo

Cuando hablamos del tercer párpado nos referimos a una de las partes de los felinos que incluso sus propietarios no conocen. Los objetivos de esta estructura son proteger al ojo de ataques o suciedad externa y aportar lágrima al ojo del gato.

Respecto a esta característica, tanto como pasa con otras propiedades anatómicas, el felino sobrepasa al hombre. El ser racional de dos extremidades, nosotros, en nuestra extensa evolución hemos perdido este fragmento, una pieza importante del cuerpo de un ser vivo que tiene como función proteger el globo ocular.

Se puede localizar el tercer párpado en el ángulo interno del ojo, aquel que se sitúa más cercano a la nariz y bajo los párpados visibles, los que sí conocíamos antes de leer este artículo. Para que nos hagamos una idea, el tercer párpado es una membrana de tejido conjuntivo, sin pelos y cuyo armazón es un cartílago en forma de “T” o de ancla. Esta estructura cuenta con una glándula que suministra un alto porcentaje de la secreción lagrimal del ojo.

Normalmente lo desconocemos porque solo podremos verlo cuando algún cuerpo extraño molesta al animal en el ojo o si tiene algún dolor en el mismo.

¿Para qué existe?

Pero esta no es la única función que tiene el tercer párpado de nuestros felinos. Esta desconocida (hasta ahora) membrana existe por varias razones bastante importantes:

- Protección de agresiones externas. Ayuda a que los parásitos no entren, al igual que la suciedad, arena…

- Producción de lágrima. Esta estructura producirá del 30 al 40% del total de segregación lagrimal que produce un felino.

- Aporte de defensas.

- Expulsión de cuerpos extraños. Si pudiera entrar suciedad o un trocito de algo en el ojo esta capa lo impedirá.

Actúa como una cortina para proteger el ojo

Cuando el ojo va a sufrir, por ejemplo un traumatismo, los párpados superior e inferior se contraen y provocan la salida del tercero, digamos que como una cortina que cubrirá el globo ocular de forma parcial o casi totalmente en algunas ocasiones. Este párpado no tiene músculos propios, así que su movilidad depende de las otras dos membranas, las externas. Su vuelta a la posición inicial se produce al relajarse los párpados.

¿Qué hago si ocurre?

Aunque no veamos de primeras el tercer párpado, sí que podremos notar cambios en el comportamiento de nuestro gato, por ejemplo, lagrimeará más, tal vez se frote demasiado los ojos o lo notaremos más desganado, producto del malestar. De todas maneras, lo más probable es que sí percibamos algo raro en el ojo, porque aparece parte del tercer párpado o en su totalidad. Si esto ocurre, habrá que preocuparse. Sobre todo si ocurre en los dos ojos ya que puede ser síntoma de que nuestro amigo no se encuentra bien. Las razones serán:

- Alguna lesión en el ojo. Como una inflamación, una úlcera, o una herida.

- Presencia de cuerpos extraños.

- Algún tipo de dolor ocular.

Para ponerle solución a este problema deberemos acudir de inmediato al veterinario, no alarguemos el malestar del animal.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Soy veterinario, inquieto, músico adoptado y pintor sin lienzo.

Continúa leyendo