Cuidados del gato, ¿sabes actuar ante las intoxicaciones y quemaduras?

Los gatos son intrépidos por naturaleza, no es de extrañar que en algunas de sus aventuras sufran algún percance. Las intoxicaciones y quemaduras son algunos de esos problemas que debemos socorrer con rapidez.

No le pierdas de vista cuando esté jugueteando
No le pierdas de vista cuando esté jugueteando

Las quemaduras y las intoxicaciones son dos peligros que nuestro gato puede encontrarse un día cualquiera. Es nuestro deber ponerles remedio cuanto antes de las siguientes maneras.

Las intoxicaciones

Nuestros gatos ingieren constantemente productos tóxicos para su organismo, entre ellos: champús, algún tipo de hojas... No es un problema ligero porque puede tener graves consecuencias en su cuerpo, incluso la muerte. 

Si supones que tu animal ha consumido alguna de estas sustancias, acude con urgencia al veterinario y no te olvides de llevar una muestra del producto o el envase del mismo. 

Lo primero que deberíamso hacer es intentar provocar el vómito a nuestro felino y así expulsará toda a sustancia que fuera posible. No lo intentes si el tóxico es corrosivo porque pasaría de nuevo por el esófago y lo volvería a dañar.

Sigue estos consejos:

· Si el tóxico es corrosivo. Dale clara de huevo o leche para diluir la sustancia. Si ha sido lejía mejor procura que ingiera vinagre diluido en agua o zumo de limón.

· Si la sustancia es gasolina o derivados del petróleo, habrá que darle aceite de parafina. Esto consigue proteger el tubo digestivo.

· Si tu gato tiene mucha ansiedad o tiene convulsiones, llévale a un espacio oscuro, sin ruidos y coloca a su alrededor cogines, toallas y/o mantas para que no se lesione.

· Si el tóxico ha tocado externamente a tu gato, utiliza agua en abundancia.

Pero, sobre todo, acude a la clínica veterinaria sin demora o contacta por teléfono con el profesional si no pudieras moverte.

Las quemaduras son accidentes domésticos frecuentes

Debemos tener mucho cuidado con los fuegos y aparatos calientes de nuestra casa. Un gato sufrirá una quemadura por tocar directamente el objeto que desprende un fuerte calor como los radiadores, vitrocerámicas, pequeños calentadores... o por un accidente doméstico ya sea porque le caiga agua hirviendo mientras cocinamos, aceite caliente...

Nuestra intervención solo pasará por lavar la zona afectada con mucha agua y, como mucho, cortar el pelo que está rodeando la quemadura, ¡solo eso! El veterinario es quien verdaderamente tiene que inspeccionar y tratar la herida. Si la lesión ocupa menos de 15% del cuerpo, el pronóstico suele ser bueno pero si afecta en un mayor porcentaje el problema es grave.

Etiquetas: Cuidado pelo gatosGato enfermo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS