¿El ronroneo del gato puede curar?

Las vibraciones que emite este felino tienen una frecuencia sonora de entre 25 y 40 hercios, la misma onda que se emplea en la rehabilitación de fracturas óseas.

Entre los dueños y amantes de los mininos es común la creencia de que el ronroneo del gato tiene efectos terapéuticos. Se dice que funciona a modo de mantra, que sosiega y da tranquilidad al espíritu. ¿Qué dice la ciencia al respecto? ¿Nos puede curar o no?

La explicación más extendida es que el ruido del ronroneo del gato se origina en el tórax del animal, dentro de la pared de la vena cava, a su paso por el hígado y el diafragma, apunta el veterinario estadounidense W. R. McCuistion. Cuando el flujo de sangre pasa por el hiato diafragmático, una abertura que comunica el esófago y el estómago, se comprime y provoca unas oscilaciones turbulentas a su entrada en el tórax del animal. Esto da lugar a unas vibraciones perfectamente audibles que conocemos como ronroneo.

El minino ronronea con una frecuencia sonora de entre 25 y 40 hercios, justo la misma onda que emplea la tecnología aplicada en la rehabilitación de fracturas óseas. Según varios estudios realizados por la Universidad de Carolina del Norte, las vibraciones que emiten los gatos les ayudan a aumentar la densidad de sus huesos, facilitan la cicatrización y tienen propiedades antiinflamatorias. La pregunta obligada ahora es: ¿los humanos nos podríamos beneficiar de este poder sanador? Por el momento, no hay evidencias científicas al respecto ya que no se sabe si esta vibración es capaz de atravesar tejidos.

En lo que sí coinciden los dueños de gatos es en que cuando sus mascotas ronronean, ellos se sienten más tranquilos y relajados. Dicho lo cual, cada minino es un mundo y los hay que no ronronean, del mismo modo que existen felinos más cariñosos que otros y muchos que emiten este runrún no solo cuando están contentos sino también cuando están enfermos, para aliviar sus dolores. Por cierto, los gatos no son los únicos capaces de ronronear, los grandes felinos como leones, tigres o leopardos también son capaces de emitir este sonido, así como los felinos de menor tamaño: linces, servales, caracales, ocelotes, guepardos y pumas.

Te contamos más situaciones en las que un gato puede ronronear, te va a sorprender.

El ronroneo de mamá gata

Mamá gata puede ronronear mientras está de parto y después de él. Lo hace para comunicarse con los cachorros y calmarlos tras la dura experiencia vivida. Luego, el ronroneo le servirá para guiar a los gatitos a ella, para que mamen, ya que los cachorros nacen ciegos. Una curiosidad es que los gatitos pueden empezar a maullar a la semana de nacer y usarán este sonido para transmitir su estado de ánimo a la gata: que se encuentran bien o no, que tienen miedo, que están a gusto mamando…

Cuando el ronroneo del gato significa placer o dolor

El motivo más frecuente por el que un gato ronronea es cuando está a gusto. Lo habrás oído en tu peludo mientras come o cuando lo acaricias.

Sin embargo, el ronroneo del gato puede ser una llamada de atención porque se encuentra mal e incluso una manera de evitar enfrentamientos o distender una situación tensa. Dos ejemplos clásicos de estos últimos motivos serían ronronear amistosamente ante la amenaza de otro gato y tras haber recibido una regañina de su humano.

¿Qué significa cada ronroneo del gato según su tono y frecuencia?

Ya nos ha quedado claro que un gato puede ronronear por distintos motivos. Ahora vamos a aprender a distinguir los ronroneos por su tono y frecuencia. Para interpretar esos sonidos tendremos que tener en cuenta el tono propio del ronroneo de nuestro animal ya que no todos son iguales, como ocurre con las voces humanas.

- Cuando un gato está supercontento y complacido, su ronroneo será irregular.

- Si el ronroneo del gato es regular y vigoroso, es señal de que el animal quiere algo: puede ser comida, agua o que le acariciemos.

- Un gato ronroneará ruidosamente buscando nuestra atención porque se encuentra mal o tiene dolor.

- El ronroneo del gato puede ser uniforme y cadencioso. En este caso, lo que el animal nos está transmitiendo es su deseo de poner punto y final a una situación que, por algún motivo, le resulta incómoda.

¿Conoces ya los motivos por los que ronronea tu gato? ¿No te ha sorprendido saber que puede ronronear cuando está enfermo o se siente mal? ¡Estos gatos son una caja de sorpresas!

CONTINÚA LEYENDO