Cuidados del gato, ¿qué hacer si surgen urgencias en casa?

Si tenemos un animal a nuestro cargo hemos de conocer todos los cuidados rápidos que debemos llevar a cabo si ocurre un accidente. Vamos a repasar la lista de incidencias.

Vigílale cuando juegue en casa
Vigílale cuando juegue en casa

Puede que por que sepa que tiene 7 vidas o porque la curiosidad le mata pero sea por lo que sea nuestro gato siempre está explorándolo todo y arriesgando su vida, por esto debemos tener presente qué hacer en cada uno de los siguientes casos. 

Sufre una caída o atropello

Aunque la mayoría del tiempo nuestro felino esté dentro de casa puede apetecerle dar un paseo fuera sin que te enteres, con la mala pata de ser atropellado o caer a la calle desde tu terraza o ventana. Estos accidentes le causarán traumatismos de menor o mayor importancia y tendrás que actuar sin nervios y con rapidez ante ellos. Los pasos a seguir en este momento son:

• Impide que tu felino haga movimientos bruscos.
• Si observas que tiene un hueso salido o una forma extraña en alguna zona de su cuerpo no intentes mover la zona para que vuelva a su estado natural, si acaso puedes intentar inmovilizar la zona para que quede tal y como está.
• Observa sus encías: tienen que mantenerse rosadas. Si están pálidas puede deberse a una hemorragia interna.
• Memoriza cada detalle del accidente para contárselo posteriormente al veterinario.
Después de realizar este examen no te demores en acudir al veterinario, aunque creas que todo está en orden puede haber daños internos que se te escapen.

Se corta o se hace una herida

Si en vez de sufrir un traumatismo se hace una herida haciendo travesuras o por un descuido nuestro debemos comprimir la zona para que pare de sangrar si así fuera. Si la herida es tan profunda que no vale con taponarla para que deje de sangrar deberemos recurrir a un torniquete: se llevará a cabo entre el corte y el corazón y tendremos que aflojarlo cada 10 o 15 minutos.

Si la herida está próxima o es en órganos sensibles como los ojos, cúbrelo y sal corriendo al veterinario más cercano.

Picaduras de insectos

Le llaman tanto la atención los otros seres vivos que puede llevarse un buen susto de alguno de ellos, incluso si son tan pequeños como los insectos. En casi todos los casos las picaduras se pasarán a los pocos días y sin muchas consecuencias, aunque a nosotros nos va a impresionar el enorme bulto que le ha salido de repente. Si estás seguro que se debe a una picadura “tonta” aplica agua fría o hielo en esa zona con una gasa o paño. Después acude a su clínica veterinaria para que el profesional observe el problema y le ponga un tratamiento antihistamínico si se trata de una reacción alérgica severa a algún insecto.

La salud de tu gato puede estar en peligro en verano

No queremos ser alarmistas pero sí debes tener especial cuidado en las salidas de tu gato a la calle. A parte de los insectos o parásitos tu animal puede sufrir las consecuencias del calor. No dejes que se quede dormido durante largo rato bajo los rayos del sol, ni le olvides dentro de tu coche mientras sales un momento o en alguna circunstancia en la que pueda subir su temperatura en extremo. Si ocurriera esto y tu gato sufre un golpe de calor, aplícale agua fría, ponle delante de un ventilador o pasa un hielo por su ingle y axilas como método urgente. Después, llévale de inmediato al veterinario.

Se ha clavado algo en la boca

No les ocurre con tanta frecuencia como a los canes, pero los gatos pueden clavarse algún objeto punzante en la lengua o interior de la boca. En este caso el remedio sería retirarle el objeto pero debemos estar preparados para un mordisco o arañazo por parte de nuestro animal. Si no consigues quitárselo, haz lo posible por meterle en el transportín y llévale al veterinario para que se encarguen allí. También estamos para pasar por estos “trámites” y en la clínica podremos sedar a tu animal para quitarle el objeto clavado con mayor facilidad.

Si se ha tragado un objeto

Tal vez un botón, un juguetito de tu hijo… sea lo que sea, se ha tragado un objeto que no es para comer. Puede que no te hayas dado cuenta de que esto ha sucedido pero si ves que vomita y que se le ha quitado el hambre acude a la clínica para que le examinen y realice pruebas como la radiografía o la ecografía para confirmar las sospechas.
Si estas pruebas determinan que se ha tragado un objeto y no logra expulsarlo por el ano ni en los vómitos tendrán que realizarle una cirugía para retirarle el cuerpo extraño.

Etiquetas: Educación gatosGato enfermo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS