Cómo evitar que el gato se caiga de una ventana

Las caídas al vacío de los gatos pueden ser muy peligrosas, hasta el punto de costarles la vida. Sistemas de protección en ventanas, redes de seguridad o pastores eléctricos son opciones para protegerles.

Cómo evitar que el gato se caiga de una ventana

El gato es curioso por naturaleza. Si vas a la compra y dejas las bolsas a su alcance, ten por seguro que fisgoneará en ellas para saber qué contienen, si eres mujer y abandonas el bolso abierto encima del sillón, es posible que te lo vacíe, si estás trabajando con el ordenador, se acercará a ver qué haces, si en casa hay una ventana que da a la calle, se asomará para controlar todo lo que ocurre fuera y así con casi todo lo que pasa a su alrededor. Hasta aquí no hay problema pero cuando el minino está cerca de una ventana abierta, tranquilamente tumbado en el alféizar o apostado en el balcón y aparece, por ejemplo, un pájaro, un abejorro u otro animalillo que llame su atención, la cosa cambia y mucho. El felino corre el riesgo de caer al vacío guiado por su instinto cazador. Es lo que los veterinarios llaman el síndrome del gato paracaidista. Y claro, un gato no siempre se va a caer desde un primero…

Para evitar estos accidentes que a menudo son mortales o de graves consecuencias, el veterinario Santiago García Caraballo nos da algunos consejos. Elige la opción más adaptada a tu casa, tus gustos y tu bolsillo y despreocúpate. Tu gato podrá seguir vigilando y entreteniéndose con lo que ocurre fuera de casa sin riesgos para su integridad.

Sistemas de protección en ventanas

Como no vas a estar siempre con las ventanas cerradas, lo ideal es instalar un sistema de protección en ellas. Hay dos opciones, que lo compres o que lo fabriques tú mismo. Si prefieres comprarlo, existen sistemas estandarizados para ventanas de PVC que se acoplan a la ventana y que consisten en un sencillo marco con tela mosquitera. El gato no podrá salir y en verano no te picarán los mosquitos, ¡2x1! La otra opción es fabricar tú mismo el marco, más barato y sencillo. Para ello, tendrás que hacerte con cuatro listones de madera a la medida de la ventana, un trozo de malla de plástico, unas grapas para fijar, dos escarpias en el marco de la ventana y dos hembrillas para colgarlo. Lista la protección de quita y pon.

Redes de seguridad

Estas redes están reforzadas con alambre, son resistentes a los mordiscos y no tóxicas y se usan para cubrir, sobre todo, balcones y terrazas pero también sirven para las ventanas.

Ventanas oscilobatientes

Según el veterinario Santiago García Caraballo, no todos los expertos están de acuerdo con esta solución pero te la damos por si a ti te puede servir. A muchos felinos se les pasan las ganas de atravesar las ventanas cuando son de este tipo.

El experto propone el uso de pastores eléctricos o cables electrificados de poco voltaje que se emplean para cercar la terraza y disuadir al animal de ir más allá. El gato no recibe una descarga eléctrica fuerte ni mucho menos sino un “toque” molesto.

Caídas muy peligrosas

Los gatos tienen un gran instinto de supervivencia que hace que no salten desde ventanas elevadas que puedan suponer un peligro para ellos, por lo que la mayoría de felinos que sufren caídas lo hacen por accidente. Si el felino cae desde una altura de 7 ó 9 metros puede sufrir rotura de huesos y mandíbula, daños en las patas, rotura de tendones y hasta lesiones en órganos internos como los pulmones.

Mucho ojo en las épocas del año que mejor tiempo hace ya que se suelen dejar las ventanas abiertas y desatendidas. Lo más recomendable es instalar algún sistema de protección y respirar tranquilos.

Etiquetas: felinos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS