Adoptar un cachorro con responsabilidad

Antes de introducir a un perrito en casa debemos pensar que será una labor que exigirá muchas responsabilidades. Vamos a detallar qué condiciones serán imprescindibles para ser unos propietarios de diez.

Un cachorro abandonado
El consenso familiar es clave para adopción

El consenso familiar será imprescindible a la hora de adoptar a un cachorro porque todos tendremos que hacernos cargo de las responsabilidades, cuidados, entrenamiento y juegos que necesitará el perro durante toda su vida.

Debemos tener presente que no se trata de un juguete ni debe ser un capricho pasajero, esto es de por vida y nos exigirá tiempo, atención y dinero. Una vez asumido este importante detalle vamos a acudir a un centro de adopción o una tienda especializada en la que tengan bien cuidados a los animales. También podemos acudir a las protectoras que están atendidas por voluntarios que ponen su empeño en cuidarlos lo mejor que pueden.

Tendremos presente que el peludo que escojamos haya pasado al menos dos meses con su madre y hermanos para completar ciertos aspectos cognitivos y comportamentales. Observa que esté completamente sano en caso de compra, y si es adopción pregunta a los encargados sobre los problemas que pueda estar teniendo, si es que padece alguno.

En todo caso no te vayas del lugar con dudas en la cabeza, la gente que te ha dado a tu nuevo amigo es experta en animales y podrán y tendrá que responderte a todas las cuestiones que te surjan. De igual modo, puedes “utilizar” al veterinario al que acudas entre ese día y los siguientes para profundizar en los cuidados que va a necesitar el recién llegado.

Cuidados imprescindibles

Para tener claras unas nociones básicas antes de la llegada del cachorro diremos que:

  • El pequeño estará desubicado y algo triste los primeros días, por eso no es de extrañar que se quiera mantener a nuestro lado, un ser que le da cariño, aunque gimotee. No le apetecerá mucho descubrir la casa.
  • Tendremos que acudir a la clínica veterinaria cuanto antes para que le abra una cartilla y le marque el calendario de vacunas, las desparasitaciones, te explique cuándo bañar al animal, cuál deberá ser su pienso…
  • La educación del peludo es imprescindible desde el primer día. Debe haber consenso en la familia sobre lo que puede o no puede hacer el animal, sobre dónde debe dormir, a qué estancia no puede pasar, dónde podrá hacer sus necesidades antes poder de salir a la calle… El animal necesitará paciencia y cariño para aprender todas estas nuevas lecciones. No podemos pretender que lo aprenda todo en una semana y entonces ya podamos olvidarnos de ello, va a requerir más tiempo.

La buena salud del cachorro precisará revisiones, buena alimentación y prevención

Existen unas pautas de salud que tendremos que seguir para que nuestro cachorro conserve la energía y para ayudarle a crecer fuerte:

  • Vacunación obligatoria y revacunaciones anuales de las mismas.
  • Desparasitación interna cada tres meses.
  • Prevención antiparasitaria externa con la ayuda de pipetas, sprays o collar antiparasitario. Mantenle protegido durante todo el año.
  • Al menos una revisión general al año. El veterinario le hará: analitica sanguinea: general+ leishmania, control de filaria o enfermedades de incidencia en la zona, radiografia de torax, electrocardiograma y revisión dental.
  • Adquirir un alimento adecuado a sus características (cachorro, tipo de raza, estado de la dentadura…).
  • Control de peso trimestral.
  • Pautas de higiene diaria como el cepillado del pelo y la revisión de su piel.
  • Un baño al mes (para el general de los animales) con productos específicos.
  • Ejercicio diario. Los cachorros necesitarán descargar bastante energía.
  • Esterilización sin esperar al primer celo.

Etiquetas: Adopción de perrosCachorroCuriosidades perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS