¿Vas a acoger a otro perro en casa unos días? Consejos para una buena convivencia

El etólogo te da las pautas a seguir para que, teniendo perro, puedas alojar unos días a otro sin que haya problemas entre ellos. Lo primero es la presentación fuera del hogar.

01:10

No es raro que un amigo te pida el favor de alojar en casa a su perro un fin de semana o unos días que se va de vacaciones y no puede llevarse a la mascota. Hasta aquí todo bien, el problema surge cuando tú ya vives con un peludo y ambos canes no se conocen. Si no se siguen unas determinadas pautas, pueden surgir peleas y una convivencia imposible. Estamos hablando de meter al perro del amigo directamente en casa, sin presentaciones previas y como “a la fuerza”. Si hacemos esto, tendrás todas las papeletas para que tu hogar se convierta en un auténtico campo de batalla. Mejor no.

Primer paso: las presentaciones

Siguiendo los consejos del veterinario y etólogo Pablo Hernández, cuando dos perros no se conocen, lo primero que hay que hacer es presentarlos en la calle, por ejemplo, durante un paseo. Tu amigo llevará a su perro y tú al tuyo, caminad en paralelo a una distancia grande que iréis reduciendo según avance el paseo, para que vayan cogiendo confianza.

El siguiente paso es dejar que entren en una zona neutral por separado. El primer can que entre olfateará la zona y dejará sus marcas. El otro perro pasará después y hará exactamente lo mismo. Si esto va bien, pasaremos a otro nivel: juntarlos en un lugar neutral como el parque y darles premios si se portan correctamente.

Segundo paso: la convivencia en casa

Una vez presentados, ahora sí que los perros estarán preparados para estar juntos en casa. Llegados a este punto, es sumamente importante que los canes dispongan de sitios separados para cada uno, no van a compartir cama y mucho mejor si cada uno posee su propio comedero y bebedero. Este sencillo requisito evitará que surja competitividad (pelea) por los recursos. En la misma línea va el no darles de comer a la vez y muchísimo menos del mismo cuenco.

Si sigues estas sencillas pautas, no tiene por qué haber ningún problema entre los perros. De hecho, puede que de la experiencia surja una bonita amistad.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS