¡Llega un bebé! Consejos para que el perro se lleve bien con él

Desde hacer cambios paulatinos o ponerle la grabación de un bebé llorando hasta que el peludo olfatee la ropita del recién nacido. Te damos buenas ideas para que perro y bebé lleguen a ser mejores amigos.

01:32

Es casi inminente, vuestro bebé está a punto de llegar al mundo, formar parte de la familia y aterrizar en casa. Como es natural, estáis deseosos de que llegue el gran momento pero, por otro lado, os da cierto temor a que el perro no encaje bien la nueva situación. Que no cunda el pánico, Pablo Hernández, nuestro etólogo de cabecera nos da unos consejos muy útiles para prepararlo todo y que peludo y bebé sean casi, casi mejores amigos. ¡Atentos!

Preparación antes de la llegada del bebé

Cuando se tiene un bebé, se producen muchos cambios en la vida de toda la familia. Ahora el centro de todo es el recién nacido, las 24 horas del día son para él, todas las atenciones las recibe él… Ante esta nueva situación de cambios que se avecina, resulta fundamental ir haciéndole el cuerpo al perrete.

Por el bien de la convivencia perro-bebé, vamos a adelantarnos a la jugada y empezar con los cambios poco a poco. ¿Vais a adaptar una habitación de casa para el peque? Hacedlo poco a poco. ¿Ya os están llegando los primeros regalos de la familia como el carrito, cambiador, juguetes y demás? Procurad introducirlos en el hogar de manera paulatina para que el peludo se vaya haciendo a ellos, que los vea, los explore, los olfatee.

Otra muy buena idea es grabar el llanto de un bebé y sus ruiditos típicos y ponerlos bajito para que cuando vuestro pequeño llegue, sus llantos le sean familiares a la mascota. Lo dicho, poned a bajo volumen la grabación e id subiendo la intensidad poco a poco. ¡Nunca de golpe!

Es muy común que el perrete se ponga celoso cuando llegué el bebé y es que el tiempo que se le va a dedicar a él se verá reducido con el nuevo inquilino. Sería muy positivo que el padre u otra persona que no sea la madre, pues esta estará más atareada desde el primer momento en que el bebé pise la casa, esté más pendiente del peludo. Así no sentirá que se le ha dado de lado por el nuevo. 

Otro de los consejos que dan los expertos es, dentro de lo posible y mientras el recién nacido esté en el hospital con la madre, que el padre le lleve al perro alguna prenda del pequeño para que este conozca su olor.

¡Ya ha llegado el bebé!

Es muy importante que hagáis partícipe a vuestro perro de la nueva situación. Permitidle que esté entre vosotros y el bebé, que observe, que os acompañe, que olfatee… Tendréis que evitar cualquier tipo de hostilidad por lo que es mejor no regañarle o el animal hará una relación negativa con el bebé.

Cuando llegue el momento adecuado, en un ambiente de mucha calma en el que solo estéis presentes el bebé, el perro tú y tu pareja, haz las presentaciones dejando que el peludo olfatee los piececitos del bebé. Quizá tu mascota no haya visto en su vida un recién nacido así que no tendrá ni la más remota idea de lo que es. Dale tiempo, lo más seguro es que poco a poco se lleven bien. Importante: transmítele al peludo confianza y seguridad, que no se sienta amenazado por la nueva situación. Y si notas que está celoso o que muestra una manifiesta hostilidad, ponte en manos de un etólogo lo antes posible.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS