¿Es mejor tener una hembra o un macho como nuestra primera mascota?

Diferencias de tamaño, de carácter y de fisiología influirán en nuestra decisión.

Si te planteas adoptar una mascota y no sabes muy bien cómo elegir, el sexo también es un factor importante a la hora de decidirnos. ¿Cómo saber si adoptar un macho o una hembra? Nuestro veterinario y etólogo de cabecera Pablo Hernández nos da algunas claves en este vídeo.

Antes de adoptar, tendremos que fijarnos en una serie de características (como el tamaño, acorde con el espacio de que disponemos, o su personalidad a simple vista). Aunque, como siempre decimos, cada perro es un mundo y tiene su propia personalidad, hay una serie de patrones de conducta que suelen seguir machos por un lado y hembras por otro.

En primer lugar, el tamaño: aunque en muchas razas el tamaño de macho y hembra es igual, en otras muchas el macho tiende a ser ligeramente de mayor tamaño que la hembra. Eso es importante para decidirnos, aunque el tamaño del perro no influye en su adaptabilidad a una casa determinada.

En segundo lugar, hay un factor importante: el marcaje del macho a través de la orina. No tiene por qué ser un problema si nos esforzamos en educarle bien, pero si no tenemos cuidado puede convertirse en un problema.

En tercer lugar, está el factor del celo en las hembras. Sin embargo, para evitar problemas de cualquier índole tanto en machos como en hembras (y para evitar camadas indeseadas), lo mejor es la esterilización en ambos casos.

Y, por último, se habla también de diferencias de carácter; de eso nos habla nuestro veterinario en el vídeo.

CONTINÚA LEYENDO