Tu gato sabe cómo se llama pero pasa de ti

Es la conclusión a la que han llegado científicos japoneses tras estudiar a 78 felinos domésticos procedentes de distintos hogares y de un café de gatos.

La creencia popular que dice que los gatos son muy suyos es muy cierta. No es que sean ariscos, de hecho hay gatos más cariñosos y apegados a sus humanos que muchos perros (y personas), es que si no les apetece hacer algo, no lo van a acometer, por ejemplo, acudir a la llamada de su dueño. Y sí, sabe cómo se llama pero pasa olímpicamente de ti.

Esto no lo decimos nosotros, es la conclusión a la que ha llegado un equipo de científicos de la Universidad de Tokio, tras realizar una serie de experimentos con 78 felinos buscando averiguar si los mininos eran capaces de diferenciar sus nombres propios de otras palabras.

El grupo de gatos del experimento estaba formado por mininos de diferentes hogares y de un café de gatos. Los investigadores trataron de probar la hipótesis de que los animales eran capaces de reconocer su nombre como distintos de otras palabras, ya que este podría estar asociado a recompensas como alimentos, caricias y juego.

"Para probar la hipótesis, presentamos cuatro palabras diferentes en serie como estímulos de habituación, luego presentamos los nombres de los gatos como estímulos de prueba", explican los autores, dirigidos por el psicólogo evolutivo Atsuko Saito, en su artículo.

"Si los gatos estuvieran acostumbrados a las otras cuatro palabras y deshabituados a sus nombres, se observaría una respuesta de rebote a la presentación de sus nombres propios, lo que indicaría la capacidad de discriminar sus nombres de otras palabras".

Como parte del experimento, los científicos les reprodujeron grabaciones a los gatos en las que se pronunciaban sus nombres tras las reproducciones de otros sustantivos y de nombres propios de otros gatos. Se filmó la respuesta de los mininos para observar si movían la cabeza, las orejas, la cola, efectuaban algún movimiento o vocalización. También se probó si los animales estaban familiarizados con las personas que hablaban: los investigadores, que serían humanos desconocidos para ellos y sus dueños, que serían conocidos y que se habían grabado a sí mismos para jugar con los gatos.

Los resultados de estos experimentos sugirieron que la mayoría de las veces los mininos distinguen entre sus nombres propios y otras palabras, incluso si se trata de términos muy similares y con independencia de si quien pronuncia su nombre es una persona conocida o desconocida.

Según Atsuko Saito, el que un gato pase de ti cuando le llamas no es nada personal. "Los gatos no están evolucionados para responder a señales humanas", declaró Saito a New Scientist."Se comunicarán con los humanos cuando quieran. Ese es el gato".

Consejos para ponerle nombre a tu gatito

Y hablando de nombres de gatos… ¿acabas de adoptar uno y no sabes cómo ponerle? Como consejos generales, te recomendamos que la palabra elegida sea corta, que no pase de las tres sílabas; que no sea un término que emplees a menudo ni que se parezca a un sonido o ruido. Además, toda la familia deberá estar de acuerdo para siempre llamarle de la misma manera.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Mis dos vicios confesables son ir al gimnasio y la comida sana. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

CONTINÚA LEYENDO