¿Qué siente un gatito recién nacido?

Cuando nace un minino son tan poco válidos como los humanos, tendrán que esperar un tiempo para tener plenas facultades y deberán mucho de su comportamiento a su madre. Conoce hoy más sobre los felinos neonatos.

El carácter será moldeado por su madre
El carácter será moldeado por su madre

Una gata tarda en gestar aproximadamente dos meses una camada, después de este tiempo llegará al mundo unos gatitos diminutos y adorables. Aunque los veas tan pequeños y delicados el desarrollo de estos animales empezó ya antes del nacimiento, comenzaron a crecer en el vientre de su madre: sus patas, órganos y estructuras estuvieron formándose casi desde después de la fecundación.

Cada uno de esos cachorros acaba de nacer y todo va a serle necesario. Pero si hay algo realmente vital es el centro capaz de coordinarlo todo: el sistema nervioso.

En el momento de dejar el útero de la gata, el cerebro del gatito pesa apenas un 20% del tamaño que alcanzará en su etapa adulta y el rápido crecimiento obedece a la maduración y “puesta a punto” de las estructuras nerviosas.

En el cerebro del no nacido ya se reciben estímulos de luz y sonido. Pero tras nacer se produce una avalancha de estímulos que entran a través de los sentidos (que a su vez, cada vez se van desarrollando y “afinando” más) y van a facilitar miles de millones de conexiones y circuitos entre las células del sistema nervioso.

En aquellas especies que nacen tan poco desarrolladas que son incapaces de valerse por sí mismas, como es el caso del gato o el ser humano, los neonatos parecen estar totalmente desvalidos. Pero no hay que confundir el concepto “desprotegido” con “desvalido”: el sentido del tacto y la sensibilidad al calor emitida por el cuerpo de la madre, el instinto de succionar y un sentido del equilibrio para orientarse y encontrar las mamas, son todo lo que necesita el gatito para alimentarse y mantenerse vivo durante los primeros días.

Si adoptamos un gatito será bueno conocer el carácter de la madre

La madre juega un papel fundamental en el aprendizaje de los pequeños. En una especie solitaria como es el gato, la felina es la única fuente de información para que sus hijos adquieran los conocimientos necesarios para toda su vida adulta.

Cada cosa que ella les enseñe en estos primeros días o semanas va a quedar grabado en su memoria, en los “circuitos” de su cerebro. Desde el carácter (ya sea sociable, tímido, desconfiado, miedoso) hasta los gustos en la comida, pasando por las técnicas de caza, el aprendizaje de hacer sus necesidades en la bandeja, el no dañar a sus hermanos en el juego hasta la manera de relacionarse con los humanos. Son numerosos los estudios que han investigado esta herencia de conocimientos y de conducta adquirida de la madre.

Para los futuros propietarios es significativo saber que de madres tímidas suelen salir gatos tímidos y,  al contrario, de madres amistosas y sociables, hijos amistosos. Si la gata ha tenido malas experiencias con los humanos o con otros animales es fácil que transmita a su vez esa desconfianza a la camada y salgan gatitos más difíciles de domesticar (que no imposible) y ariscos frente a posibles mascotas que tengas en casa.

Cuando adoptamos a un gatito no podemos saber con seguridad cuál es su carácter, en ese momento será de suma importancia conocer cuál es la forma de ser de la madre.

 

CONTINÚA LEYENDO