Por qué tu gato se come la arena de la bandeja

Esta peligrosa conducta puede deberse a una falta de nutrientes en su dieta, a estrés, depresión y hasta a puro aburrimiento o simple curiosidad.

La pica suele darse por problemas en la alimentación.

Cuando un animal ingiere cosas que no son alimentos, tales como arena, palos, plástico y hasta piedras se dice que sufre pica. La pica es un trastorno muy peligroso pues, a veces, se hace necesario recurrir a la cirugía para extraer el cuerpo extraño del organismo. Si has pillado al gato comiéndose la arena de la bandeja, tiene pica. Pero ¿por qué lo hace? Te contamos las principales explicaciones que los expertos dan a este trastorno.

Le faltan nutrientes y minerales

Si al gato le faltan nutrientes y minerales debido a que no come lo suficiente, a que el alimento que le das no es de calidad o no cubre sus necesidades nutricionales, buscará la manera de suplir la carencia comiendo lo que no debe, por ejemplo la arena de la bandeja.

Está estresado, sufre ansiedad o está deprimido

En caso de que tengas claro que tu minino está correctamente alimentado, quizá debas preguntarte si el animal está estresado. Tanto el estrés como la ansiedad y la depresión producen problemas de comportamiento, entre ellos la pica. ¿Te acabas de mudar? ¿El gato pasa mucho tiempo solo? ¿Algún ser querido ha fallecido recientemente? Ahí puede estar la respuesta a su gusto por comer arena.

Tu gatito es muy curioso

Los gatos son ya de por sí seres muy curiosos pero cuando son cachorros, el nivel de curiosidad se eleva a la enésima potencia. Por eso no es raro que hayas pillado en alguna ocasión a tu gatito comiendo o lamiendo piedras del arenero. Por lo general, no hay que preocuparse ya que, aunque trague alguna piedrecita, la mayoría la escupirá y en poco tiempo aprenderá que eso no es comida.

Se aburre

Un gato aburrido, que pasa mucho tiempo solo en casa y que no tiene ningún juguete u objeto con el que pasar el rato, puede acabar comiéndose la tierra del arenero. Las soluciones en este caso pasan por proporcionarle juguetes, tratar de pasar más rato con él hasta buscarle un compañero de juegos.

Está enfermo

Existen enfermedades que pueden desencadenar una falta de nutrientes, minerales y vitaminas, así como un apetito insaciable en tu gato como la diabetes, la leucemia o la peritonitis.

Ponle solución

Para frenar la ingesta de arena, lo primero que habrá que hacer será retirar las piedras de la bandeja y colocar en su lugar papel de periódico, cocina o empapadores. Lo siguiente será averiguar la causa que está desencadenando la pica.

Si crees que la pica puede estar provocada por un problema de alimentación, deberás llevar al gato al veterinario para que él te recomiende el pienso adecuado para él, aquel que cubra sus necesidades nutricionales. También será conveniente hacerle un reconocimiento y las analíticas pertinentes, si así lo recomienda el experto, para descartar alguna enfermedad.

Si todo apunta a que la mascota se está comiendo las piedras porque se aburre, está estresada o deprimida, lo más recomendable es que trates de pasar más tiempo con él y le proporciones juego. Si la situación no mejora, deberás contactar con un etólogo felino.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

CONTINÚA LEYENDO