¿Por qué razones tengo problemas en la convivencia con mi gato?

La relación del felino y el humano puede pasar por malos momentos pero siempre hay que averiguar la causa. ¿Por qué puede estar pasándolo mal nuestro amigo?

La socialización debe darse desde cachorro
La socialización debe darse desde cachorro

Hay una clasificación de las principales razones creadoras de problemas en la convivencia del hombre y su gato:

-      Estrés o frustración.

-      Problemas del desarrollo y socialización.

-      Problemas de salud y/o genéticos.

El estrés suele deberse a un cambio en el entorno o en la rutina

El estrés es la principal causa de mal comportamiento de los felinos. Para desgranarlo necesitaríamos unos cuantos artículos dedicados la etología y educación felina pero, por el momento, vamos a dar puntos clave para el conocimiento y la prevención.

Las modificaciones en el entorno del gato, la llegada de nuevos seres vivos a casa (esto incluye animales pero también bebés y visitas humanas) puede afectar a un minino pero no siempre, y no a todos. Cada felino tiene su sensibilidad, es decir, como los humanos, unos tenemos más capacidad de, digamos, paciencia ante ciertas circunstancias. Muchos parecen tener la capacidad de aislarse del mundo cuando surge un problema y otros son más sensibles, por lo que (hablando de los gatos) mostrarán problemas ante estímulos, incluso, de baja intensidad.

El estrés y la frustración se pueden manifestar de múltiples formas, con uno o variados síntomas (excitación o depresión, eliminación inadecuada de orina y/o heces, pérdida de pelo...), evidencias clínicas que han de ser valoradas y diagnosticadas por un profesional de la salud animal. Este decidirá cómo controlar el problema: mejorando los entornos, usando feromonas y alimentos específicos, fármacos si fuera necesario...

Problemas de desarrollo y socialización

Entre los principales problemas de desarrollo y socialización causantes de problemas de comportamiento están los debidos a una inadecuada alimentación del animal en su desarrollo y a una insuficiente relación con madre y hermanos. Es evidente que la ausencia o la escasa “calidad” de los puntos comentados son el disparadero de múltiples problemas.

Problemas médicos y genéticos

Es muy común en las clínicas veterinarias escuchar a los propietarios diciendo:"El gato está ‘raro’, no come, se comporta de forma distinta, no quiere jugar, me bufa cuando le quiero tocar, no hace sus necesidades en la bandeja…". Antes de pensar en problemas de comportamiento puros siempre se debe descartar el componente orgánico.

En el caso de los problemas genéticos, podemos decir que son anecdóticos los casos con este origen. Los felinos presentan menos alteraciones de comportamiento debidos a la genética que los perros por las razones siguientes:

· Menos del 10% de los gatos que conviven con el hombre son de raza. Esto permite que la variabilidad genética dé lugar a una “contención de problemas”.

· La selección genética de las razas de gato se ha fijado más en la estética que en la conducta, por lo que solamente ciertas razas “más endogámicas” (las que se cruzan de forma exclusiva entre ejemplares de la propia raza) son las que pueden presentar de forma más frecuente agitación, nerviosismo...

Las razones por las que hace sus necesidades fuera de la bandeja

A ningún propietario le gusta que su felino utilice para realizar sus deposiciones, sólidas o líquidas, otro sitio que no sea la bandeja de lecho absorbente destinada para tal fin.

Este comportamiento del animal es la causa principal de conflictos, abandonos e incluso eutanasias. La triste realidad es que un propietario puede hacerlo si encuentra un veterinario que lo acepte. La legislación de España permite, aún a día de hoy, que estas medidas sean legales.

Cuando un gato hace sus necesidades fuera de la bandeja nunca, jamás, es como forma de ataque, venganza o similares comportamientos exclusivos de los humanos.

Existen dos opciones, claras y muy diferenciadas de “errores” a la hora de utilizar la bandeja por los gatos.

Por un lado, el gato siguiendo su instinto de dejar huella y comunicarse, puede hacer pis fuera de la bandeja como consecuencia del marcaje territorial.

Y la otra opción, en absoluto voluntaria, resultado de problemas físicos, conductuales es la eliminación inadecuada.

CONTINÚA LEYENDO